Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Marta recurrirá el fallo del 'Cuco' ante TC y reclamará tras el juicio por perjurio

La representación legal de la familia de la joven sevillana Marta del Castillo, cuyo caso se enjuicia durante estos días en la Audiencia Provincial, ha confirmado que los allegados de la desaparecida presentarán un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC) por la sentencia que condena a Francisco Javier García Marín, 'El Cuco', por encubrimiento, al tiempo que ha incidido en que la familia pedirá que se deduzca testimonio y se siga una causa contra éste al considerar que ha incurrido en perjurio por prestar un falso testimonio durante su declaración en la causa como testigo.
El letrado que representa a la acusación particular, José María Calero, ha explicado a Europa Press que, respecto al posible perjurio del 'Cuco' se pediría al tribunal, al término del juicio, comenzar un procedimiento de denuncia contra este implicado, en una acción legal que ya ha sido adelantada este miércoles por el padre de Marta, Antonio del Castillo.
En cuanto al recurso ante el Constitucional, Calero ha confirmado que uno de los argumentos en los que se basará será el doble enjuiciamiento respecto al caso del 'Cuco' y de los otros cuatro acusados, lo que considera puede haber provocado "una vulneración de los derechos fundamentales". De hecho, la acusación particular ya incidió en la posible inconstitucionalidad que ello podría suponer en las cuestiones previas de la presente vista.
Del Castillo ya ha expresado su convicción de que, respecto a las declaraciones de 'El Cuco', pretenden poner de manifiesto que "las cosas no salen tan gratuitas como parecen". Asimismo, ha elevado quejas por los "privilegios" de los acusados a la hora de llegar a los juzgados en coches oficiales. "No tiene razón alguna", ha dicho, recordando que en la sede judicial ya hay "demasiados policías" y que, una vez que los implicados están en la Audiencia Provincial, su vigilancia queda en manos de las Fuerzas de Seguridad del Estado, por lo que "nadie los va a tocar". En su opinión, "se están excediendo en la protección de estos individuos".
El padre de Marta también ha confiado en que los servicios jurídicos de la Policía o la propia Fiscalía tomen medidas por el hecho de que los encartados acusen "alegremente" de maltratos e inducción al delito, lo que "no les habrá sentado muy bien".