Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mata a su hija al sedarla con heroína y metadona para tener sexo con su novio

paracetamol, pastillas, medicinatelecinco.es

Una mujer de Reino Unido ha sido acusada de matar a su hija de cuatro años por una sobredosis de drogas para poder tener relaciones sexuales con su novio sin que la pequeña molestara a la pareja. Ha ocurrido en Reino Unido, y en el juicio se ha demostrado que una analítica realizada a la pequeña muestra heroína, metadona y ketamina.

Una niña de cuatro años murió después de que su madre le diera una serie de drogas para que que no molestara y pudiera tener relaciones sexuales con su novio, según informa el Daily Mail. Los hechos ocurrieron en 2013 en Reino Unido.
Michala Pyke, de 37 años, le envió un mensaje a su pareja, John Rytting, señalando que le iba a dar diazepam –medicamento sedante- a su hija: "Le puedo dar una pastilla azul y se quedará dormida LOL". Posteriormente, las pruebas analíticas demostraron que también se le había dado a la pequeña una combinación de "heroína, ketamina y metadona –un sustituto de la heroína – ".
Poppy, de cuatro años, presuntamente sufrió abuso físico y emocional por parte de su madre y de su pareja. La policía encontró más de 1000 tabletas de medicamentos en el apartamento de la mujer. Los médicos que atendieron a la pequeña señalaron que la encontraron sin vida en el sofá cuando llegaron a la casa familiar.
La investigación no puedo establecer la causa de su muerte. El fiscal del caso señaló que no había evidencias para culpar de la muerte de la pequeña a los acusados, aunque los expertos estaban en desacuerdo sobre su argumento. El tribunal ha tenido aceso al mensaje que envió la madre a su pareja una semana antes de la muerte de la pequeña: "¿Tienes alguna botella de vino? Te mando un mensaje en media hora. A ella (su hija) le puedo dar una pastilla azul y que se quede dormida". A lo que Rytting respondió : "OK". El tribunal señaló que la madre suministraba deliberadamente drogas a su hija.
La pareja ya no está junta, y niegan los cargos de crueldad infantil. Ambos solo han admitido el cargo de agredir, maltratar o descuidar a su hija al exponerla a medicamentos controlados. La madre señaló que solo golpeó a su hija en la parte inferior y en las manos para disciplinarla. El juicio continúa.