Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Médicos de familia creen que el buscador de síntomas de Google ayudará a los pacientes a tener información más fiable

Los médicos de familia no ven mal la última iniciativa sobre salud de Google después de que haya anunciado que sugerirá enfermedades relacionadas cuando los usuarios introduzcan síntomas en su buscador, ya que es una forma de "canalizar" las búsquedas hacia una información más fiable.
"Ahora la gente va al 'doctor' Google y elige la página web que le da la gana (...) así al menos el buscador te orientará mejor", ha destacado a Europa Press Fernando Alonso López, del Grupo de Sistemas de la Información de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), que agrupa a más de 19.500 médicos de familia.
La idea del gigante de Internet es que, cuando los usuarios introduzcan un síntoma de salud en el buscador, aparezca un listado con las posibles enfermedades con las que puede estar relacionado, con el objetivo de evitar que los pacientes visiten páginas poco fiables o con términos muy complejos.
Además, en la elaboración de ese listado de sugerencias han trabajado con médicos de la Facultad de Medicina de Harvard y la Clínica Mayo, en Estados Unidos, con el objetivo de ofrecer una "información médica de alta calidad".
El doctor Alonso López reconoce que las búsquedas en Google sobre síntomas de salud ya hacen que muchos pacientes "acudan a las consultas con páginas impresas sobre lo que han encontrado, en ocasiones con las ideas más peregrinas".
NO GENERARÁ MÁS ESTRÉS DEL QUE YA SE PUEDE PRODUCIR
Por ello, cuando esté disponible esta herramienta permitirá canalizar esa información hacia contenido propio o a enlaces a páginas "de calidad" con el objetivo de que los pacientes estén mejor informados y "eviten situaciones de estrés o de falsas creencias".
"Los pacientes van a seguir buscando en Internet cuando les pase algo, pero así se consigue que la información que reciban esté canalizada asesorados por profesionales de prestigio", ha explicado.
Tampoco ve inconveniente que Google también sugiera, además de posibles enfermedades, tratamientos o alternativas de autocuidado para cada síntoma. "Siempre que sean nociones generales no está mal", ha reconocido este experto.
En cualquier caso, no cree que esta medida sustituya a las consultas médicas ni sirva para reducir la presión asistencial de estos profesionales, al menos en España cuando esté disponible. "Otra cosa será en Estados Unidos, ya que allí la asistencia sanitaria no es gratuita y dependiendo de las consultas puede llegar a costar unos 100 dólares", ha defendido.
De igual modo cree que, con independencia de esta medida, la clave está en impulsar políticas sanitarias para "empoderar" a los pacientes y conseguir que sean más activos y estén más informados sobre el autocuidado, en especial en el caso de los que padecen alguna enfermedad crónica.