Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Médicos de familia aseguran que el brote de gripe es similar al de otros años y que grupos vulnerables están protegidos

La Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria (SVMFiC) ha transmitido un mensaje de "tranquilidad" ante la epidemia de la gripe de este año y ha asegurado que el brote "es similar al de años previos y nada en los datos epidemiológicos hace pensar que el brote de 2014 deba ser distinto a los previos".
La SVMFiC, en un comunicado, ha explicado que las cepas de gripe aisladas se corresponden en su mayoría a A (H1N1) y A(H3N2), como viene siendo habitual en los años anteriores, y el Sistema de casos graves hospitalizados de gripe tampoco ha detectado un aumento de este tipo de casos.
Los grupos más vulnerables a la gripe, es decir, los pacientes mayores de 60 años, los que tienen enfermedades del aparato respiratorio y las embarazadas, "ya están protegidos por la campaña de vacunación llevada a cabo por la Conselleria de Sanidad".
En este sentido, los médicos de familia quieren transmitir "tranquilidad", dado que las cepas de virus que se están detectando en los análisis que lleva a cabo la administración "son los mismos que se administraron en la vacuna antigripal de este año" y, por lo tanto, "es de esperar que ésta sea efectiva para proteger a estos grupos".
Ante el caso de un paciente que presenta síntomas de catarro o gripe --tos, malestar general y fiebre-- debe tratarse con antitérmicos como el Paracetamol, y acudir a su médico de familia sólo si aparece fiebre alta (más de 39ºC), dificultad para respirar, o el cuadro no mejora tras unos tres días de tratamiento.
Además, consideran "crucial" para la mejoría clínica y evitar complicaciones el abandono del tabaco, al menos durante los días que dure la patología, aunque los médicos entienden que resulta una buena ocasión para dejarlo definitivamente.