Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Médicos, pacientes e investigadores se unen contra el modelo de investigación de medicamentos

La alianza de organizaciones No Es Sano, quien lleva tiempo denunciando los fallos en el acceso a los medicamentos, ha lanzado este miércoles la iniciativa #DaleVoz que cuenta con médicos, pacientes e investigadores como actores principales en la denuncia contra el actual modelo de investigación y desarrollo de medicamentos que no funciona.
Elsa, Edie, Ángeles, Juan, Oriol o Salvador representan en primera persona los problemas a los que parte de la ciudadanía debe enfrentarse cada día, así la campaña muestra, a través de una serie de vídeos cortos, publicados en la web 'www.noessano.org", desde un prisma diferente un mismo problema.
Desde No es Sano recuerda que el sistema actual "impide que una de cada tres personas tenga acceso a los medicamentos que necesita". Asimismo, "no invierte en investigar en enfermedades que afectan especialmente a la población de los países pobres porque no es rentable", además de que "impone precios excesivamente altos a los nuevos fármacos poniendo en peligro la sostenibilidad de los sistemas de salud".
Además, "de vivir gracias a unas estrictas normas de propiedad intelectual que restringen el acceso a la información indispensable para desarrollar nuevos medicamentos para enfermedades globales como el cáncer, el VIH o la hepatitis C".
Por este motivo, de cara a las próximas elecciones, reclaman a los partidos políticos el compromiso de incluir en sus propuestas medidas concretas que reformen en el actual modelo de I+D de medicamentos. La iniciativa, que estará activa hasta las elecciones del 26 de junio, se irán sumando nuevos testimonios y será difundida en redes sociales a través del hashtag #DaleVoz.
Elsa Tobeña y Ángeles Fernández, pacientes con hepatitis C, manifiestan las consecuencias que tiene para la salud de enfermos y enfermas la falta de acceso a los nuevos medicamentos que curan su enfermedad y reclaman "medicación para todos" los que la necesitan.
Mientras, Salvador Casado, médico de familia, recuerda que para financiar los altos precios de los medicamentos el Estado está obligado a "recortar en servicios y en recursos humanos" y eso tienen un efecto directo en la calidad de la atención que se le da a los pacientes. Por su parte, Oriol Mitjá, investigador, pide que se destinen fondos para encontrar solución a "enfermedades que hoy todavía no la tienen, incluso aquellas que no son rentables y que afectan a los más pobres".
PETICIONES DE NO ES SANO
La organización reclama transparencia, para conocer los precios reales de transacción en la compra de medicamentos, las inversiones públicas e incentivos fiscales en I+D que se destinan al desarrollo de fármacos, los datos clínicos y los resultados de investigación y costes de los productos farmacéuticos financiados con dinero público.
Asimismo, pide también la introducción de criterios de interés público en todas las inversiones que el estado realice en este ámbito; y el impulso de nuevos modelos de innovación a través de gobiernos, instituciones y centros de investigación que promuevan iniciativas de I+D basadas en nuevos modelos de investigación y desarrollo de medicamentos que no dependan exclusivamente de las patentes como incentivo y modelo de negocio.