Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medio Ambiente promete "ayuda inmediata" a la zona de Moguer (Huelva) tras el incendio del pasado junio

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha asegurado que el Gobierno destinará "ayuda inmediata" para la restauración de la zona de Moguer, en la provincia de Huelva, donde un incendio el pasado mes de junio arrasó más de 9.500 hectáreas y llegó a amenazar la zona del Parque Natural de Doañana.
Así lo ha indicado García Tejerina en respuesta a las preguntas de varios diputados de la oposición durante su comparecencia en la Comisión de Medio Ambiente para dar cuenta de las actuaciones del gobierno en materia de prevención y lucha contra los incendios.
La ministra ha hecho hincapié en que España es un país que, por "sus peculiares condiciones climáticas y orográficas" corre un alto riesgo de sufrir grandes incendios forestales, por lo que ha subrayado que la tarea de la rehabilitación de espacios quemados debe ser una política "prioritaria" para su cartera.
Según ha indicado al final de su intervención, esta semana el ministerio ha recibido una petición de la Junta de Andalucía solicitando ayuda estatal para la restauración de los espacios calcinados y Medio Ambiente contribuirá con "ayuda inmediata" pese a que se trata de una competencia de las comunidades autónomas.
PREVENCIÓN Y LUCHA CONTRA EL ABANDONO DE LOS MONTES
La ministra ha reconocido también la importancia de luchar contra la despoblación de las zonas rurales y de incrementar las labores de prevención y mantenimiento de los montes para evitar que los incendios se conviertan en "grandes incendios", tal como le han reclamado los diputados de los distintos grupos de la oposición, entre ellos Toni Cantó (Cs), Susana Pastor (Podemos) y Gonzalo Palacios (PSOE).
En este sentido, la ministra ha defendido como un éxito del Ejecutivo la concesión por parte de la UE de una "importante" partidas de fondos para el desarrollo rural, pese a la menor disponibilidad de dichos fondos que en años anteriores y ha asegurado que el Gobierno prevé poner en marcha --entre otras medidas-- un Plan de Acción Forestal que mejore la intervención y mantenimiento sobre los bosques, fomente su importancia económica y reconozca su importancia en la lucha contra el Cambio Climático como sumideros de CO2.
MEJORA DE LA SITUACIÓN DE LAS BRIFF
En cuanto a la situación laboral de las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF), la ministra ha puesto de relieve la mejora en las condiciones laborales y del equipamiento de los miembros de estos cuerpos, así como la extensión de su periodo de ocupación hasta los once meses y medio al año. "Su situación no tiene nada que ver con la de 2011", ha manifestado.
En este sentido, ha destacado la mejora de sus condiciones laborales, del equipamiento y de los recursos de las bases como ejemplos de las mejoras llevadas a cabo durante las últimas legislaturas.
En todo caso, ha asegurado que "seguirán negociando" con los miembros de la brigada y con la empresa pública que las gestiona, Tragsa, para seguir avanzando en la mejora de dichas condiciones porque, según sostiene, repercutiría también de forma positiva para la prevención de incendios. Concretamente, ha indicado que desde Medio Ambiente hay puesto en marcha un plan a cinco años vista para ampliar el número de bases.
Aún así, ha respondido a los diputados que le han reclamado la homologación de los miembros de las brigadas con la figura laboral del bombero forestal, que "no le corresponde a su ministerio" llevar a cabo dicho reconocimiento.
Tras la intervención de la ministra, el Grupo de En Marea-Podemos ha reunido a miembros de los sindicatos y de la Asociación de Trabajadores de las BRIF, quienes se han mostrado confiados en que dicha calificación "les va a ser reconocida" próximamente, aunque lamentan que todavía desconocen qué condiciones implicará dicho reconocimiento.
Además, han criticado la intervención de García Tejerina que consideran alejada de la realidad del trabajo que realizan. "No sabemos en qué país vive", han asegurado los responsables sindicales, que destacan las condiciones de precariedad de los trabajadores de las BRIF y la descoordinación y falta de seguridad laboral, pese a realizar un servicio contratado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
Entre otras demandas, los representantes de los trabajadores han solicitado cuotas de reducción para los trabajadores de mayor edad, una regulación oficial de su actividad laboral que permita crear unos estatutos y negociar sus condiciones a nivel nacional, una mayor coordinación a nivel nacional para mejorar los trabajos de extinción en zonas limítrofes de comunidades autónomas y ampliar el tiempo de trabajo para que cubra "desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre".