Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medio Ambiente convoca reunión interministerial para coordinar la lucha ante el tráfico ilegal de especies y furtivismo

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha convocado este viernes, 3 de junio, la primera reunión interministerial para coordinar la lucha contra el tráfico ilegal y el furtivismo internacional de vida silvestre.
En la cita se ha explicado el contenido del Plan de Acción de la Unión Europea, que contempla 32 medidas centradas en tres objetivos, se han examinado las acciones que desarrollan los distintos departamentos afectados por esta cuestión y se ha discutido el reparto de tareas de cada Ministerio competente para cumplir de forma correcta el Plan.
El Plan de Acción de la UE para combatir el tráfico de especies silvestres ha sido adoptado recientemente por la Comisión europea para reforzar la lucha contra esta actividad ilegal, de cara a cumplir la resolución de 2015 de la Asamblea General de Naciones Unidas contra el tráfico ilícito de fauna y flora silvestres.
El plan moviliza instrumentos diplomáticos, comerciales y de cooperación al desarrollo para acabar con lo que se ha convertido en "una de las actividades delictivas más rentables a nivel mundial".
En la actualidad, el tráfico ilegal de especies protegidas y sus productos derivados genera una preocupación creciente en la comunidad internacional ante el alarmante declive de las poblaciones de especies tan emblemáticas como el rinoceronte, el elefante, el león o el tigre.
En el encuentro han participado diferentes departamentos de administraciones con competencia en la materia para intercambiar información y realizar propuestas de actuación para su cumplimiento.
Entre otros, han asistido representantes de la Autoridad Administrativa CITES, pertenecientes al Ministerio de Economía y Competitividad, del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, de la Subdirección General de Gestión Aduanera del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, de la Fiscalía de Medio Ambiente del Ministerio de Justicia y de la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (AECID).
Por parte del Ministerio, han participado las distintas unidades competentes en la materia, entre las que se encuentra, además de la Subdirección General de Medio Natural, la Subdirección General de Relaciones Internacionales y Asuntos Comunitarios, el Organismo Autónomo Parques Nacionales y el punto focal nacional de la Agencia Europea de Medio Ambiente.
Los tres objetivos de los que penden las 32 medidas del plan de la UE cuyos Estados miembro deberán realizar de aquí a 2020 buscan prevenir el tráfico y atacar sus causas profundas, así como aplicar y hacer cumplir las normas existentes más efectivamente y combatir con más eficacia los delitos organizados contra las especies silvestres. El tercer objetivo es reforzar la asociación mundial de países de origen, consumo y tránsito contra el tráfico de especies silvestres.
Uno de los resultados esperados de la aplicación del Plan es que en cada Estado miembro se establezca un mecanismo de coordinación (un grupo de trabajo o un memorándum de acuerdo) entre todas las entidades competentes.
Entre otras actuaciones, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha colaborado con la Comisión Europea en la elaboración de la iniciativa 'Larger than elephants: Input for an EU strategic approach for African Wildlife Conservation', presentado oficialmente el pasado 26 de noviembre en Bruselas.
Por ejemplo, de acuerdo con las recomendaciones del plan, el MAGRAMA a través de la AECID está impulsando el desarrollo de proyectos para resolver conflictos entre la vida silvestre y los aprovechamientos de recursos naturales por las comunidades locales en áreas protegidas y su entorno con proyectos piloto específicos con algunos países como Mozambique.