Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medio Ambiente destina 74 millones de euros contra los siniestros forestales en 2011

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente incrementó en un 3,56 por ciento los fondos para incendios forestales en 2012, destinando 74,32 millones de euros para la lucha contra estos siniestros frente a los 71,77 millones de euros presupuestados en 2011.
Según ha explicado este organismo en un comunicado, este aumento de los fondos se produce ante los riesgos que comportaba una situación generalizada de sequía y "a pesar de la austeridad aplicada a sus presupuestos".
Para hacer frente a este tipo de siniestros el Ministerio ha desplegado, durante esta campaña de verano 2012, un dispositivo compuesto por 70 aeronaves y un total de 500 profesionales que integran las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) y que están desplegados por más de 30 bases del territorio nacional.
Estos medios estatales están actuando en toda la geografía peninsular e insular, apoyando en la lucha contra los incendios forestales a las comunidades autónomas, que son las responsables en la lucha contra este tipo de siniestros en sus territorios.
Para colaborar también con las comunidades autónomas en las labores de extinción de incendios, el organismo autónomo Parques Nacionales cuenta con un operativo de extinción que se ha mantenido inalterable en esta campaña, sin reducción alguna, continuado con el mismo periodo de actuación que en años anteriores.
Esto ha permitido que el operativo de extinción de incendios de que dispone Parques Nacionales mantenga su labor en la intervención rápida sobre conatos, extinción de pequeños incendios que se producen en los territorios de los Parques y Fincas donde se ubican, con la eficacia que permite la inmediatez de su actuación, posibilitada por su ubicación en el propio Parque.
950.000 EUROS MENOS AL AÑO
Según Medio Ambiente, la "enorme" inversión realizada por el organismo, de manera extraordinaria, en el trienio 2009-2011 en materia de selvicultura y tratamiento preventivo de montes contra incendios, en dos de sus Parques Nacionales y dos de sus fincas (24,4 millones de euros), también ha permitido reducir la partida de prevención de incendios asociada a estos territorios.
De este modo, se han reducido en dos meses de actuación en materia de prevención en Cabañeros, Quintos de Mora, Tablas de Daimiel y Lugar Nuevo, en donde como ya se ha dicho se ha mantenido íntegramente el operativo durante el periodo de extinción. Todo ello ha hecho posible reducir la partida de prevención de incendios en Parques y fincas mencionados cerca de 950.000 euros al año.
El Ministerio ha podido por tanto responder a todas las solicitudes que han cursado los servicios autonómicos solicitando el apoyo de los dispositivos de extinción estatales para la extinción de incendios en un verano "condicionado" por una climatología "desfavorable" con una gran sequía, altas temperaturas, una humedad relativa baja y en muchas ocasiones fuertes vientos.