Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medio Ambiente niega que se vaya a prohibir el tránsito por los caminos públicos

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha desmentido que tenga intención de prohibir el tránsito de senderistas o público general por los caminos públicos, ni en días de montería, según han asegurado fuentes de este departamento a Europa Press, tal y como denuncian grupos de senderistas.
Así, desde el Ministerio han insistido en que no ha sido ni es intención del Gobierno prohibir el tránsito por los caminos públicos en la reforma de la ley de Montes que prepara el Ejecutivo y han reiterado que "no se contempla".
Esta semana distintas agrupaciones de montañeros y senderistas han recogido más de 80.000 firmas para exigir al Gobierno que no se les prohibiera el paso ante la posibilidad de que esto fuera a ocurrir.
En este contexto, fuentes ministeriales han calificado esta afirmación por parte del colectivo de "rumor que no está fundamentado" y han confirmado en que "no forma parte de ningún texto o borrador en estudio por parte del Gobierno".
Los senderistas consideran que prohibir el tránsito por estos caminos beneficia a los cazadores en detrimento del artículo 45 de la Constitución Española que ampara a todos los ciudadanos a disfrutar del medio ambiente. Concretamente, la plataforma 'Senderismo por España' en la que se integran distintos clubs y asociaciones de senderistas criticó el argumento del impacto económico de la caza y rebate que el impacto en el sector turismo de naturaleza no es menor.
Además, según este colectivo la futura ley podría incluir sanciones de hasta 1.000 euros por caminar por estos parajes durante los días de montería. Hasta ahora la ley obliga a señalizar las monterías en los caminos públicos, pero no a prohibir el acceso.