Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medio metro de granizo en las calles de Badajoz

Muchos puntos de Badajoz quedaron el domingo colapsados a causa de la tormenta de granizo. Los bomberos y la policía, con sus plantillas a pleno rendimiento, no podían atender todas las llamadas de los vecinos de la capital.
En algunas zonas de la ciudad se acumuló hasta medio metro de hielo. El casco antiguo se vio especialmente afectado. Esta zona es de las más bajas de la localidad y acumuló gran parte del agua y el hielo caído. En el centro y la autopista también hubo importantes destrozos.
Los garajes se inundaron. En algunos el hielo cubrió hasta el techo los coches que no pudieron sacarse a tiempo.
Las casas de las zonas más bajas también han quedado totalmente invadidas por el agua. En algunas había hasta un metro de agua. Muchos vecinos han pasado la noche fuera.
Los bomberos han explicado que la fuerte tormenta ha provocado el despredimiento de tres fachadas y dos techos. Los vecinos afectados todavía tienen el susto en el cuerpo. Uno de los momentos más complicados para los bomberos fue cuando tuvieron que asistir a una embarazada que había quedado atrapada en su coche.
En el convento de las Descalzas, las monjas achicaron el agua que entró en la iglesia, el coro, el claustro y el cementerio.
No solo la ciudad de Badajoz se ha visto afectada. También otras partes de la provincia extremeña como Almendralejo. El alcalde de la capital, Miguel Celdrán, ha visitado ya los lugares más afectados. EBP