Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medios terrestres y aéreos continúan con la estabilización del incendio de La Gomera

Medios terrestres y aéreos continúan este sábado realizando labores para tratar de dar por estabilizado el incendio que está afectando a la isla La Gomera, el cual permanece activo desde hace ya catorce días.
Según ha informado el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 112, la evolución del incendio es la misma que en el día de ayer, por lo que los equipos terrestres siguen trabajando en todo el frente, si bien es en el frente oeste (en el barranco de Los Gallos) donde más activo se encuentra el fuego.
En este sentido, los recursos de extinción ya han logrado frenar el avance de las llamas, por lo que se están dedicando principalmente a la estabilización del fuego de suelo y subsuelo, así como a la finalización del perimetraje de la zona afectada por el incendio.
La situación del incendio, su amplio perímetro (1.097 hectáreas) y orografía, así como la presencia de fuego de subsuelo hace necesario que al menos tres hidroaviones sigan interviniendo en la zona. No obstante, la dirección del Plan de Protección Civil por Riesgo de Incendios Forestales (Infoca) ha tomado la decisión de disminuir su número, por lo que retornan a sus bases dos de los hidroaviones del Estado y los dos que puso a disposición el Reino de Marruecos.
Además, durante la mañana de ayer viernes dos helicópteros del Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) del Gobierno de Canarias realizaron descargas con el fin de continuar enfriando la zona.
En cuanto a la situación de las carreteras, permanece cerrada al tráfico la GM-2 entre Las Hayas y el Cruce de Pajaritos, y todos los vecinos que permanecían desalojados ya han podido regresar a sus casas, exceptuando las familias de las 39 viviendas que resultaron afectadas por el fuego en Valle Gran Rey.