Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miden la influencia de la comercialización de comida en la obesidad infantil

La Universidad de Alicante (UA) participa en un estudio científico de once países de la UE para medir la influencia de la comercialización de los alimentos y bebidas en la dieta infantil, con el fin de contrarrestar el creciente problema de la obesidad en niños de hasta 12 años.
La coordinadora del proyecto por España, la colombiana Rocío Ortiz Moncada (Medicina Preventiva y Salud Pública de la UA), ha declarado a Efe que las conclusiones de este trabajo serán trasladas al Libro Blanco de la Comisión Europea "Estrategia sobre el Sobrepeso y la Obesidad" ya que Bruselas pretende "reformular" su estrategia en 2010.
El investigador principal del proyecto "PolMark" es el director de la Organización Internacional del Estudio de la Obesidad (IASO en las siglas en inglés), el británico Tim Lobstein, y participan, además de la UA, universidades y centros de investigación del Reino Unido, Bélgica, Chipre, República Checa, Dinamarca, Francia, Irlanda, Polonia, Suecia y Eslovenia.
La comercialización de los productos alimentarios tiene en la televisión uno de sus principales soportes, aunque también es relevante en Internet y otros canales como los cines, la publicidad en los establecimientos, en la ropa o en las propias escuelas.
Ortiz Moncada ha incidido en que este estudio es consecuencia de la creciente problemática de la obesidad, cuya prevalencia se ha disparado hasta alcanzar el grado de "epidemia" en todos los países de la UE tanto en adultos como en niños.
Según el IASO, la prevalencia del sobrepeso en niños de edad escolar en la UE ha pasado, aproximadamente, del 9 por ciento en 1975 al 25 en 2003, una tendencia "preocupante" ya que la obesidad conlleva una mayor probabilidad de padecer enfermedades asociadas, como la diabetes o las relacionados con el corazón.
Entre 110 y 150 expertos, instituciones y sociedades científicas de esos once países con influencia real en la comercialización de alimentos y bebidas para niños han sido entrevistados para realizar este trabajo.
Los grupos de los once países prevén poner en común sus conclusiones durante los próximos noviembre y diciembre.