Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Migreurop denuncia la "escalada de la guerra sucia" contra los migrantes en Marruecos y en la valla de Melilla

La red Migreurop ha denunciado este lunes "el recrudecimiento de la escalada en la guerra sucia contra los migrantes" tanto en la valla de Melilla como en Marruecos, donde este fin de semana varias personas han resultado agredidas "ante la total pasividad" de la policía marroquí, incluída una defensora española de los Derechos Humanos.
En un comunicado, explican que tras la admisión a trámite en Melilla de una denuncia formulada por PRODEIN, la Federación de SOS Racismo y Andalucía Acoge por la violencia policial de los antidisturbios marroquíes sobre migrantes que intentaban saltar la valla fronteriza, el Ejecutivo alauí ha respondido dando 48 horas a los migrantes para lanzarse al mar camino de españa.
"En vez de colaborar con los tribunales para el esclarecimiento de los hechos, hizo una demostración de lo que es capaz si no se le garantiza impunidad para la actuación de sus fuerzas policiales en las tareas de represión de quienes intentan acceder a la UE (...) Las más de mil personas que lo lograron (la semana pasada) fueron la respuesta al auto judicial emitido por el juzgado de Melilla", afirma Migreurop.
La organización afirma que a continuación, se han sucedido este fin de semana "ante la total pasividad, cuando menos, de la policía marroquí, ataques con machetes, apaleamientos y vejaciones sexuales contra migrantes subsaharianos que han acabado con varios de ellos en el hospital". Una de las víctimas fue la investigadora y miembro del colectivo Ca-Minando Fronteras Helena Maleno.
En paralelo, y en la frontera de Melilla, el gobierno español, lejos de cesar su actuación a la espera de la resolución judicial sobre la legalidad de las expulsiones en caliente, "sigue aplicándolas". "Esta política de expulsiones en caliente se ha plasmado en los últimos días, según denuncia PRODEIN, en al menos, seis inmigrantes muertos y en el aumento de heridos hospitalizados en Marruecos, a consecuencia de apaleamientos y lesiones provocadas en los saltos, tal y como ha quedado recogido en varias grabaciones", señalan.
Se trata, a su juicio, de "un paso más en la escalada de la guerra sucia contra los migrantes que se encuentran en tránsito en el país magrebí". "No sólo se trata de blindar la actuación de las fuerzas de seguridad marroquíes, e invisibilizar la realidad de la vulneración en territorio marroquí de derechos fundamentales de estas personas, sino también eliminar la fiscalización de la sociedad civil organizada", denuncia Migreurop.
La red demanda "el cese inmediato de las prácticas de expulsión ilegales y violación de derechos llevadas a cabo por el gobierno español" y que junto a la UE, España exija a Marruecos "que cese la represión sobre inmigrantes y sobre quienes defienden sus derechos".
Asimismo, reclaman la denuncia del Convenio de devolución con Marruecos "dada la sistemática violación de derechos sobre las personas migrantes" y una intervención urgente de instancias internacionales, como la OSCE y la Agencia Europea de Derechos Fundamentales. "Que se desplacen a los lugares en que están ocurriendo estos hechos, informen de los mismos y exijan la depuración de responsabilidades a que haya lugar", solicitan.