Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miguel Pajares, una vida dedicada a las misiones

La última vez que escuchamos la voz del padre Miguel Pajares fue en una entrevista a Noticias Cuatro. Acababan de comunicarle que estaba infectado de ébola. Hace solo una semana de aquello. Pajares, que ha fallecido esta mañana, llevaba siete años trabajando en el hospital de Monrovia donde se infectó.  Dedicó 18  años de su vida a las misiones que le llevaron también a Irlanda y a Ghana. No obstante, siempre mantuvo el contacto  con su tierra, el municipio toledano de la Iglesuela, donde ingresó en la orden de San Juan de Dios con tan sólo 11 años. Tampoco perdió de vista a su familia a quienes dirigió varias cartas denunciando el horror y el desánimo con el que estaban viviendo la expansión del ébola. En esos escritos también rogaba el envío gratuito de mascarillas, guantes y otros artículos médico para atender a los enfermos. El Gobierno no atendía a sus peticiones. Con todo Pajares quiso luchar hasta el final.