Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El obispo de Vigo aparta a un líder católico por su “conducta moral”

La diócesis de Tuy-Vigo ya ha destituido al fundador de un grupo de  supuestas monjas al que reprochan su "conducta moral" por la convivencia que experimentaban varias religiosas y sus familias. Y es que supuestamente dos de estas monjas han dado la voz de alarma sobre las presuntas prácticas sexuales en la orden fundada por Miguel Rosendo. No hay denuncias policiales, sólo la investigación de la propia iglesia. Ha durado 10 meses, enviaron hasta a un visitador canónico que reitero las acusaciones sobre la conducta moral de don Miguel quien acabó destituido. Todo ocurría en un chalé de lujo en Oia, Pontevedra.  Ahí vivía Rosendo, su familia otros 4 matrimonios, con sus hijos allí nacidos y 8 supuestas monjas miguelianas. ¿Actuaban como una secta bajo el poder del líder? Sólo ellas lo saben. Por ahora el chalet está cerrado