Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de jóvenes recuerdan a Álvaro Ussía

Miles de personas, en su mayoría jóvenes, se han manifestado junto a la discoteca madrileña El Balcón de Rosales para rendir homenaje a Álvaro Ussía, el chico de 18 años que murió hace una semana supuestamente golpeado por porteros del local.
Convocada por la familia de Álvaro, sus compañeros y el colegio donde estudiaba, la manifestación, que duró unos 45 minutos, arrancó con la lectura de varias oraciones leídas por el delegado de Juventud del Arzobispado de Madrid, capellanes del colegio y compañeros del joven fallecido. A estas oraciones siguieron cinco minutos de silencio, tras los cuales dos amigos de Álvaro leyeron cartas dedicadas a él.
Para terminar se desarrolló una ofrenda floral durante la cual los compañeros y amigos de Álvaro se acercaron a un improvisado altar, donde se había depositado una corona de flores, para dejar las velas y flores que llevaban. Un aplauso espontáneo cerró la concentración, a la que asistió la presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, que durante todo el homenaje permaneció junto a la madre y la hermana de la víctima, a la que agarraba del brazo.
Aguirre le ha dicho a la hermana de Álvaro: "Tenéis que cuidar mucho a vuestra madre, porque primero quedó viuda y ahora ha perdido a tu hermano...".
El director del colegio, Juan Antonio Perteguer, ha explicado que se trataba de un acto de reivindicación para que no vuelva a suceder lo que le ha ocurrido a Álvaro. Y, en ese sentido, añadió: "Todos son responsables, la Comunidad, el Ayuntamiento, el Gobierno y los locales de ocio". "Deberían unirse para que no vuelva a suceder", insistió.
Al terminar la manifestación, Aguirre ha conversado con la madre y con la hermana y les ha dicho: "Sé que ahora no es el momento, pero para cualquier cosa que necesitéis, lo que sea". La madre le dijo que Alvaro era un chico "muy especial" y que no había podido leer las cartas que le han hecho llegar sus compañeros y amigos.
MV