Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obras Misionales Pontificias se suma a la Jornada de Ayuno y Oración por la paz en Siria propuesta por el Papa Francisco

Obras Misionales Pontificias se sumará con una "oración perseverante" a la Jornada de Ayuno y Oración por la paz en Siria propuesta por el Papa Francisco para el próximo sábado. Los misioneros confían en la misericordia de Dios para "remover los corazones de los que se obstinan en responder con la violencia contra quienes siguen sin respetar la vida".
El director de OMP, Anastasio Gil, explica en un comunicado que los misioneros "saben mucho de las consecuencias de la guerra, y del hambre, y de la injusticia" pero aún más "de la reconciliación" pues su vida no es otra cosa que "la escucha, el diálogo, el servicio y la donación".
"Cuánto sufrimiento al comprobar los efectos devastadores de la guerra, cuánto dolor ante la destrucción de la vida humana y cuánta humillación a comprobar que muchos adultos son capaces de secuestrar niños para adiestrarles para la guerra", exclama.
Además, añade que ese mismo sábado, en Javier, donde nació el Patrono Universal de las Misiones, será ordenado sacerdote un diácono que pertenece a la Iglesia fiel de China que retornará a su tierra "para anunciar la paz y el amor entre los hermanos".
Asimismo, asegura que durante la jornada recordarán al que fue director nacional de las Obras Misionales Pontificias en Siria, Jules Baghdassarian, desde el 14 de febrero de 2003 hasta el 14 de noviembre de 2012, cuando murió en medio de la guerra.