Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Misioneros piden que no se hagan "caricaturas" de los problemas que hay en el mundo y abogan por dar más información

Obispos misioneros en América, África y Asia han hecho un llamamiento para que no se hagan "caricaturas" de los problemas que hay en el mundo, en el marco de su participación en la muestra 'El Domund, al descubierto', organizada este mes de octubre por Obras Misionales Pontificias (OMP) en el Centro Cultural Arganzuela (Madrid) con motivo de la celebración del Domund 2014.
Así, monseñor Juan José Aguirre, obispo de Bangassou, en República Centroafricana, país en el que lleva 34 años, ha manifestado su deseo para que en España "hubiera más información" para saber "lo que pasa en el mundo".
En cuanto a su labor en la misión, ha denunciado que la población ha sufrido los estragos de la guerrilla de Joseph Kony primero y de la Seleka después, por lo que denunció este "genocidio silencioso", en el que más de 200 personas fueron degolladas por los radicales islámicos entre julio y agosto. Por ello, ha decidido quedarse con su pueblo, "contando sus lágrimas".
Mientras, monseñor Enrique Figaredo, prefecto apostólico de Battambang, con 35 años en Camboya y Tailandia, ha abogado por "una información seria de su presencia en los lugares críticos y no sólo lo que se ve o dice la tele" por lo que ha instado a "no hacer caricatura de los problemas del mundo".
El prelado ha insistido en la necesidad de ofrecer una información seria de la presencia de los misioneros "en los lugares críticos" e invitó a que se conozcan "las raíces" de la noticia y no sólo "el final o la anécdota". Además, ha defendido a los misioneros como los mejores conocedores de esas situaciones, porque nadie está "40 años conociendo una cultura".
Figaredo también ha afirmado que Dios le "colocó en el corazón del sufrimiento" al llevarle en su primer destino misionero a un campo de refugiados y discapacitados en Bangkok, donde aprendió que "el Evangelio se hace vida" y lleva a reconocer la dignidad de las personas.
Monseñor José Ángel Divassón, obispo del Vicariato Apostólico de Puerto Ayacucho, en Venezuela, donde lleva 59 años, ha lamentado "la información casi nula y de una hegemonía comunicacional" que se da sobre el país.
Por otro lado, ha afirmado que "la historia de la ciudad (Puerto Ayacucho) tiene mucho que ver con la presencia de la Iglesia" y explicó su trabajo con los indígenas yanomanis. Además, aunque ha reconocido que si bien "Dios estaba presente en esos pueblos" antes de la llegada de los misioneros, ellos han tenido que descubrir "los signos del Evangelio que ya había en esas personas y los rasgos culturales que expresan los sentimientos" de pueblos "absolutamente amenazados", principalmente por la búsqueda del oro por parte de multinacionales chinas.
Dentro de la programación de 'El Domund, al descubierto', este jueves, a las 19.00 horas, tendrá lugar la presentación del DVD 'La mejor jugada', para la Jornada del Domund 2014. A continuación habrá un debate con los participantes.