Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Misioneros españoles lamentan la muerte del hermano Pajares y destacan su servicio a los más pobres

Obras Misionales Pontificias, en nombre de los 13.000 misioneros y misioneras españoles que hay en el mundo, se une a la oración y al dolor de la Orden Hospitalaria san Juan de Dios y de los familiares del hermano Miguel Pajares, que ha fallecido este martes a causa del Ébola, y destaca su servicio a los más pobres y a la evangelización.
"La enfermedad del Ébola ha sido la causa próxima de su muerte, pero la causa última ha sido su entrega a Dios sirviendo a los más pobres, a los últimos y excluidos. La vida y la muerte del hermano Miguel es un indicador más de la donación radical que contemplamos en cada uno de nuestros misioneros esparcidos por los cinco continentes", subraya en un comunicado el director OMP España, Anastasio Gil.
Según apunta, la muerte del hermano Pajares, que "ha merecido el reconocimiento unánime de todos los españoles", es una oportunidad para recordar a "tantos otros que de manera más discreta y silenciosa entregan su vida en la misión" y para reconocer su labor humanitaria.
"Allí han quedado sus cuerpos y sus vidas rodeados de la cercanía y el acompañamiento de las gentes a las que han entregado la existencia y del dolor de quienes les vieron partir para la misión", señala Gil.
Para OMP, las circunstancias que han rodeado la enfermedad y la repatriación del hermano Pajares desde Liberia a España "han desvelado la solidaridad del pueblo español con los misioneros y la rápida y eficaz implicación del Estado para poder ayudarle con los medios a su alcance".