Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cubana Molina crítica a las Madres de la Plaza de Mayo y Abuelas responden

Molina, quien logró reencontrarse hace una semana con sus familiares, aseguró que "las Madres han sufrido mucho, han luchado por sus familias y eso merece el mayor respeto". EFE/Archivotelecinco.es
La presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, recomendó hoy a la cubana Hilda Molina que guarde "silencio" sobre temas políticos luego de que la médica disidente criticara a las Madres de Plaza de Mayo por "reverenciar" al Gobierno de Cuba.
Hilda Molina, quien tras 15 años de reclamos logró que el régimen cubano le permitiera viajar a Argentina para reunirse con su hijo y su madre, aseguró que no pidió ayuda a las Madres cuando gestionaba el permiso ya que "no iban a hacer nada porque el que reverencia tanto a aquella dictadura demoniza a quienes" piensan diferente.
En una entrevista publicada hoy en el periódico Perfil, Molina, quien logró reencontrarse hace una semana con sus familiares, aseguró que "las Madres han sufrido mucho, han luchado por sus familias y eso merece el mayor respeto".
"No las quise irritar y por eso no recurrí a ellas", añadió.
Las Madres de Plaza de Mayo "sufrieron la persecución de una dictadura y sin embargo reverencian otras dictaduras, como la que hay en Cuba, que es una dictadura de izquierda, mientras que la que hubo aquí fue de derecha", dijo la neuróloga.
Por su parte, en declaraciones a la emisora local Radio 10, la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo salió al paso de las expresiones formuladas por Molina.
"Quien ofende el pañuelo (blanco, que es el símbolo de las mujeres que reclaman por sus hijos y nietos desaparecidos durante la dictadura militar que gobernó Argentina de 1976 a 1983), esté arriba de la cabeza de quien sea, está ofendiendo a todas. Los que ofenden a las Madres nos están ofendiendo a todas", enfatizó De Carlotto.
"Creo que la señora Hilda Molina tendría que estar disfrutando para lo que vino, que es para estar con su familia y sus nietos. No tiene que juzgar a nadie, menos acá en Argentina, donde está siendo muy bien recibida y hasta su llegada fue propiciada por el propio Estado", indicó.
Para la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, la revolución que encabezaron Fidel Castro en Cuba "fue una liberación del pueblo, con errores y virtudes".
"Creo que hay que llamar a silencio a estas voces. Acá no es una historia de decir dictadura a una gestión que se está preservando, por ejemplo, ante el bloqueo. La historia no es Hilda Molina, la historia es más allá", concluyó.