Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Monseñor Osoro a los valencianos: "Habéis conquistado mi corazón, en el que siempre estaréis"

El hasta ahora arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, designado este jueves por el Papa Francisco nuevo arzobispo de Madrid, se ha dirigido en una carta a los valencianos en su despedida, en la que les asegura que "siempre" estarán en su corazón.
"Os he querido y lo seguiré haciendo. Habéis conquistado mi corazón en el que siempre estaréis todos los valencianos", ha señalado el prelado.
Así lo ha expresado el arzobispo quien ha presidido este jueves a las 12.00 horas el rezo del Ángelus en el Palacio Arzobispal, momento en el que se hacía oficial su nuevo nombramiento al frente de la Iglesia de Madrid tras la renuncia por edad del que ha sido prelado de la diócesis de la capital, Antonio María Rouco Varela, que este mes de agosto ha cumplido 78 años.
Monseñor Osoro ha sido recibido entre aplausos por las numerosas personas congregadas en el Palacio Arzobispal, a las que les ha dicho: "Gracias, siempre sorprendéis y llegáis al corazón". A continuación, ha presidido el rezo del Ángelus. El vicario general, Vicente Fontestad, ha leído la carta del nuncio apostólico sobre el nombramiento de Osoro, quien será sustituido en Valencia por el cardenal Antonio Cañizares.
"AFECTO Y GRATITUD"
El prelado ha leído en este acto una carta a los valencianos en la que les expresa "afecto" y "gratitud" por los años al frente de la diócesis. "Afecto, consideración y cercanía, habéis llegado a mi corazón", ha manifestado, para explicar que en este tiempo ha intentado "darse a si mismo" y ha pedido "perdón" por las "deficiencias, debilidades y pecados".
De su sucesor, Antonio Cañizares, ha destacado que es "un hombre bueno" y "siempre de Dios", y ha subrayado que "prudencia, fortaleza y cercanía para suscitar esperanza", al tiempo que ha solicitado que sea recibido "con alegría".