Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montero cree que introducir la geriatría en la sanidad pública supone "más un freno" que una ventaja

La consejería andaluza de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, ha sostenido que introducir la especialidad de geriatría en la sanidad pública andaluz supondría en la actualidad "más un freno" que una ventaja, tal y con está configurado "la actual arquitectura de nuestro modelo" sanitario.
Montero ha señalado en una entrevista concedida a Europa Press que desde la Administración sanitaria andaluza "siempre hemos defendido que el modelo sanitario actual permitía atender perfectamente a los mayores con el médico de familia", siendo este tipo de profesional "el de mayor accesibilidad" al paciente anciano, "por cuanto es en este escalón sanitario donde se atiende el 90 por ciento de los problemas de los mayores", ha agregado.
En cuanto a la atención especializada que se dispensan en los centros hospitalarios, ha aludido al papel que los médicos internistas y de otras especialidades llevan a cabo con este tipo de pacientes, estando su atención "perfectamente garantizada".
"Siempre hemos sido muy claros a la hora de manifestar nuestro convencimiento de que la atención sanitaria a los mayores está perfectamente garantizada tal cual está montado nuestro modelo, y de que el hecho de que se constituyera la geriatría como especialidad, nos plantea más una dificultad en la atención a los mayores por este tipo de profesionales, porque insisto se atienden en un 90 por ciento en atención primaria", ha recalcado.
Así, y a modo de ejemplo, ha enjuiciado que introducir este especialista en lo público "nos obligaría o a tener un geriatra en cada centro de salud, es decir, sustituir nuestros médicos de familia por geriatras".
Respecto al ámbito especializado, ha afirmado que cuando una persona mayor ingresa en un hospital por una descompensación "para eso están los internistas, los cardiólogos, los neumólogos o el profesional de la especialidad que requiera este enfermo".
EN EL MODELO SOCIAL
No obstante, ha puntualizado que desde su departamento "siempre hemos estado a favor que donde existan grandes dependientes, como en las residencias de ancianos, la geriatría tiene un papel muy importante".
De hecho, ha subrayado que, en las residencias de mayores, la mayoría de su personal lo forman geriatras. "Ahí si tienen una papel importante en el que nosotros nunca nos hemos opuesto, pero en lo público, con la actual arquitectura de nuestro modelo, sería más un freno", ha concluido.