Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Morirías por una hamburguesa?

8.000 calorías en un bocadillo. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
Un sabor por el que merece la pena morir, reza el eslogan de este local. Un restaurante de Arizona, el Heart Attack Grill (Grill del ataque al corazón), ha introducido una nueva hamburguesa en su menú, la "hamburguesa cuádruple by-pass', servida por camareras disfrazadas de enfermeras.
Cuatro filetes de carne picada que pesan casi un kilo se intercalan con lonchas de queso y cebollas y se coronan con bacon frito, alcanzando las 8.000 calorías, el equivalente a tres días de calorías necesarias para el organismo humano.
"No es bueno para la salud, pero se trata de una broma", reconoce el dueño del restaurante, John Basso, que abrió el Heart Attack Grill en Tempe (Arizona), hace menos de un año con el eslógan: "Es bueno hasta morir".
El menú, que por 11 dólares propone un paquete de cigarrillos y patatas fritas hechas "en grasa pura" ofrece a sus clientes más hambrientos una comida sobre una silla de ruedas empujada por las camareras, vestidas con cortos trajes de enfermera.
El restaurante está amenazado con demandas por el Consejo de la Profesión de Enfermeras de Arizona, que temen que los clientes puedan pensar que son de verdad enfermeras.
Para evitar confusiones, Basso ha puesto un largo mensaje en el sitio 'web' del restaurante aclarando que los empleados no son profesionales médicos.
Los clientes que no se atrevan con esta hamburguesa pueden optar por "el triple" o "el doble by-pass". "Sueño con abrir un restaurante en París", afirma, en francés, el dueño y cocinero del lugar, que va disfrazado de doctor.