Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El comité de la base de Morón (Sevilla) debate este viernes con Defensa los "protocolos" preventivos

Los trabajadores avisan de que la petición de Susana Díaz a James Costos sobre el empleo en las bases llega ya "tarde"
El comité de empresa de 'Vinnell-Brown & Root Spain' (VBR), la sociedad que gestiona los servicios civiles de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) para las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa, celebra este viernes en Madrid una reunión con el asesor político del ministro de Defensa, Pedro Morenés, con la idea de debatir entre otras cosas el uso de estas instalaciones militares para la misión humanitaria planeada por Estados Unidos para luchar contra la epidemia de ébola en África occidental.
José Armando Rodríguez y Javier Domínguez, presidente y portavoz del comité de empresa de VBR, respectivamente, han manifestado a Europa Press que esta reunión estaba concertada antes de que fuese hecho público que Estados Unidos había solicitado a España utilizar las bases aéreas de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera para la logística necesaria para su operación humanitaria en África occidental, aunque ha manifestado que, por supuesto, el asunto será debatido.
Las bases, principalmente serán utilizadas para el repostaje de las aeronaves de transporte y el descanso de sus tripulaciones en los vuelos de traslado de material y el embajador de Estados Unidos en España, James Costos, asegura que los vuelos no incluirán a efectivos u operarios que hayan estado "implicados en el cuidado de los enfermos". VBR, no obstante, ha comunicado "verbalmente" a los representantes de los trabajadores que todos los efectivos u operarios desplazados hasta África Occidental, antes de volar hacia España, pasarán "un mes de cuarentena" en Senegal, un país ajeno a "la influencia" del virus, al objeto de obtener garantías sobre la ausencia de contagio.
LOS PROTOCOLOS
En caso de que durante alguno de los vuelos hacia España algún pasajero mostrase algún "síntoma" susceptible de ser relacionado con el virus del ébola, la base de Morón dispondrá de una "zona de aislamiento" para hacer frente a esta situación, según la información trasladada por VBR a los trabajadores. Los representantes de la plantilla, en ese sentido, reclamarán a Nicolás Enríquez, asesor del ministro de Defensa, información precisa sobre los "protocolos" concretos de seguridad y prevención que incluirá la misión, porque sea como sea, los trabajadores españoles "estamos usando las instalaciones".
El comité ha agradecido, además, que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, haya pedido a James Costos que el incremento de la actividad castrense en las bases de Rota y Morón tenga traducción en términos de empleo, pero le avisan de que su petición "llega tarde" en el caso de Morón, donde VBR ha consumado ya tres expedientes de regulación de empleo (ERE) con la destrucción de 240 puestos de trabajo estables.
Así, José Armando Rodríguez y Javier Domínguez han lamentado que la plantilla española de la base de Morón haya sufrido 240 despidos desde 2010 pese a que "la actividad militar va 'in crescendo'", señalando que los trabajadores avisan desde hace años de una paulatina "sustitución" de los empleados españoles por militares o personal estadounidense.