Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Mossos buscan al autor del doble apuñalamiento en plena calle de Barcelona

Los Mossos d'Esquadra buscan sin descanso al autor de un doble apuñalamiento en plena calle de Barcelona. Anoche fue detenido un sospechoso, pero finalmente se demostró que no tenía nada que ver con el caso. El autor de los hechos apuñaló ayer por la tarde a un hombre en Ciutat Vella dejándole herido y, en su huída, degolló a otro hombre sin mediar palabra.

Así, la policía catalana sigue buscando al fugitivo, que tras cometer la doble agresión huyó eludiendo el amplio dispositivo desplegado en la zona para dar con él.
Por causas que se desconocen, a las siete de la tarde apuñaló a un hombre entre las calles Barra de Ferro y Banys Vells. Tras lo ocurrido huyó corriendo y en la confluencia con Brosolí y Mirallers atacó a un segundo hombre, de 64 años, que murió degollado.
Los mossos, que han realizado un notorio despliegue en la zona, próxima a la basílica de Santa Maria del Mar, buscan a un joven que en el momento de la agresión no llevaba la cara tapada.
Por ello, los investigadores han pedido las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona, ya que prevén que puedan haber grabado alguna imagen de las agresiones y del autor, además de interrogar a varios testigos.
El servicio judicial procedió al levantamiento del cadáver sobre las 20.30 horas, y una de las hipótesis que se barajan es que el móvil de la primera agresión haya sido un robo, si bien este extremo todavía no ha sido confirmado.
Denuncias de los vecinos por los robos
Muchos vecinos se han acercado a la zona y han mostrado su preocupación por lo ocurrido, y dos residentes en la calle Banys Vells han explicado que carteristas roban "cada dos por tres" en la calle Princesa y huyen por las callejuelas adyacentes sin que haya ninguna vigilancia.
"Nos prometieron que iban a vigilar la zona pero no ha pasado", ha lamentado una comerciante de la calle, que asegura que son testigos muy a menudo de robos en estas calles, que según sus palabras es 'el pan de cada día'.
Otra vecina ha asegurado que tienen "miedo" tras estas agresiones, después de haber visto de cerca al fallecido, que ha asegurado que tenía un profundo corte en el cuello y estaba rodeado de un charco de sangre.
Según el relato de varios vecinos, el agresor pudo haber agredido al anciano para robarle y, al huir, acuchillar a un segundo que se interpuso en su carrera, aunque lo ocurrido todavía es confuso.
Sin embargo, otra versión apunta a que el agresor actuó sin ningún motivo en el primer caso, agrediendo al anciano directamente y golpeando a un motorista testigo de los hechos, que se cayó de la moto sin resultar herido.