Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Mossos entran en el campus de UPF y desalojan a los estudiantes encerrados

Unidades antidisturbios de los Mossos d'Esquadra han entrado esta noche en el campus de la Ciutadella de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) en Barcelona y han desalojado a medio centenar de estudiantes que desde ayer mantenían un encierro en el recinto en protesta contra la aplicación del Plan Bolonia.
Según han informado a Efe portavoces del movimiento estudiantil, siete furgonetas de los Mossos se han desplazado hasta el campus universitario hacia las 22:00 horas e inicialmente han desalojado a unas 20 personas, mientras una treintena de estudiantes se han encerrado en la biblioteca del centro resistiéndose a salir.
Alrededor de doscientas personas, muchas de las cuales tenían intención de entrar esta noche en el campus para sumarse al encierro, se han concentrado en el exterior en solidaridad con los encerrados, según las mismas fuentes.
Ante la actitud de resistencia pasiva de muchos de los estudiantes en protesta, los agentes los han ido cogiendo uno a uno y los han ido sacado fuera del recinto después de identificarlos, mientras el grupo de apoyo les aplaudía y coreaba consignas como "Fuera los Mossos de la Universidad".
La actuación de los Mossos para desalojar a todos los ocupantes se ha prolongado hasta las 00:15 horas, cuando ha sido desalojado un último estudiante al que los agentes se han llevado en un coche patrulla, sin que sus compañeros tengan constancia de si ha sido en calidad de detenido o para identificarlo en comisaría.
Los estudiantes concentrados ante la UPF, que han intentado obstaculizar la salida del coche patrulla, tenían intención de concentrarse esta noche ante la comisaría a la que haya sido conducido el estudiante para exigir su liberación.
La Oficina de Comunicación de los Mossos no respondió a las reiteradas llamadas hechas de Efe para intentar recabar información sobre esta operación.
Durante la intervención de los Mossos, la Guardia Urbana ha cortado al tráfico la calle Ramon Trias Fargas, mientras una ambulancia permanecía en el lugar de forma preventiva.
El encierro se inició ayer por la mañana cuando la cabecera de una manifestación de unos 6.000 estudiantes en contra del denominado Plan Bolonia llegó al campus de la UPF, situado en la calle Ramon Trias Fargas, junto al Zoo de la ciudad, y varios cientos de estudiantes entraron y ocuparon parte del recinto.
Los estudiantes pretendían permanecer en el campus de la UPF, al menos, hasta el próximo lunes para efectuar durante estos días un encuentro de asambleas de facultad, profesores, personal administrativo, institutos y movimientos sociales, y debatir sobre el futuro de la universidad y la estrategia a seguir en la lucha contra el Plan Bolonia.
Tras la manifestación de ayer y el nuevo encierro de estudiantes, los rectores de las universidades públicas catalanas hicieron público un comunicado en el que advertían que actuarían para "garantizar la normalidad académica y preservar la integridad de los espacios públicos de las universidades".