Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Mossos d'Esquadra se sobrepasan en su actuación en un caso de custodia

En el momento en el que la madre, junto con los agentes, llegan a la casa a recoger a Jordi éste se muestra muy firme y asegura que no quiere irse.

Durante más de dos horas intentan convencerle para que se vaya con su madre. Su padre, eso sí, le recuerda que su casa siempre tendrá las puertas abiertas para él.

Como no hace caso, los mossos intervienen y con malos modos le hacen entender cuál es su sitio.

Le presionan hasta el punto de decirle que si no entra en razón y se va con su madre, se verán obligados a llevarse a su padre a pasar la noche en comisaría.

Fuentes judiciales afirman que la actuación de los mossos fue desafortunada porque deberían haberse dirigido a los tutores y no al menor.

Él padre ha decidido denunciarles. Los agentes, por su parte, alegan que actuaron así porque el padre no colaboró en la entrega del niño.