Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Mossos dan por desarticulada la banda latina Bloods en Cataluña

Los Mossos d'Esquadra dan por desarticulada en Cataluña la banda latina Bloods tras la operación desarrollada a principios de marzo en la que detuvieron a 25 integrantes, entre ellos los jefes de la banda, ha informado este jueves la policía catalana.
Los investigadores seguían la pista a esta banda juvenil desde septiembre de 2009, cuando dos jóvenes integrantes de los Bloods mataron a un tercero que había intentado desvincularse de la banda, y como venganza los dos agresores, que cumplen condena, le dispararon con un arma de fuego modificada.
Los Bloods se organizan mediante grupos más pequeños, denominados 'bloques', y en Cataluña el más importante y que cuenta con más integrantes se sitúa en Sant Boi de Llobregat (Barcelona), pese a que existen diversas ramificaciones en L'Hospitalet de Llobregat, ya que en esa localidad dispone de 'bloques' en Can Serra y Torrassa.
La banda está considerada una organización criminal ya que entre sus principales actividades, según las mismas fuentes, figura el tráfico de drogas y los robos, pese a que también se les imputa delitos de extorsión y retención ilegal.
Se la considera una de las bandas más violentas ya que diversos de sus miembros han ingresado en prisión como autores de homicidios y otros delitos de sangre, no solo contra integrantes de la banda si querían abandonarla sino también contra miembros de otras grupos para garantizar "su territorio".
Tras identificar a los integrantes y bajo la tutela del Juzgado de Instrucción 4 de Sant Boi, los investigadores realizaron el 6 de marzo 13 registros en Sant Boi, L'Hospitalet y Vallirana y 25 arrestos, además de imputar a 10 más que no pudieron ser detenidos y se encuentran en busca y captura.
En los domicilios, los Mossos localizaron tres armas de fuego corta, un arma de fuego larga, un fusil subacuático, armas blancas, 3,5 kilos de marihuana, cocaína y dos plantaciones con un total de 280 plantas de cannabis.
Los Mossos d'Esquadra, teniendo en cuenta que buena parte de los líderes de la banda ya se encontraban en prisión, da a la banda por desarticulada ya que, tras pasar a disposición del juez, los cinco principales investigados ingresaron en la cárcel.