Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moteros critican la falta de implicación de la DGT y piden que se convoque la reunión que prometió en enero

El colectivo motero ha criticado la falta de implicación de la Dirección General de Tráfico (DGT) que, según han señalado, se pone de manifiesto con la no convocatoria del grupo de trabajo con el sector (GT-52) que el organismo había anunciado para el 25 de enero.
Tras las cifras de siniestralidad en la carretera de este fin de semana, que han contabilizado 12 víctimas, 6 de ellas moteros, el presidente de Mutua Motera, Juan Manuel Reyes, ha señalado que las se trata de un reflejo de la "gestión desastrosa" de la DGT de los últimos años.
Reyes ha puesto como ejemplo que la directora general de Tráfico, María Seguí, se comprometió en la rueda de prensa del balance de víctimas de 2015 a convocar el GT-52 el 25 de enero y, según ha denunciado, "a 8 de febrero todavía no lo ha convocado, ni se sabe nada".
"Mutua Motera ha consultado a la DGT sobre este compromiso y, ni nadie sabe cuando, ni si se va a convocar", ha denunciado Reyes, para quien la "falta de implicación del organismo con el colectivo motorista" está latente. "Tiene tiempo para lo que son medidas para incrementar sanciones, pero para hablar con los ciudadanos y los sectores que podemos aportar y ayudar, para eso no tiene tiempo y no se reúne, no toma iniciativas, ni se deja aconsejar", ha apuntado.
En cuanto a este aumento de los fallecidos en moto, Reyes señala a Europa Press, que "el problema de fondo es que no se está invirtiendo en seguridad" y aunque, con la salida de la crisis, el Ministerio de Fomento "está recuperando" algunas inversiones en carretera "no es suficiente".
También la vicepresidenta de Plataforma Motera por la Seguridad Vial (PMSV), María José Alonso, ha indicado que estas cifras "no tienen pinta de bajar" y, a su juicio, lo que hay que hacer es "atajar y meter soluciones ya". "La DGT no puede esperar más, estamos en febrero y seguimos esperando a que se convoque el GT-52", ha declarado Alonso.
Del mismo modo, ha indicado que "no se están haciendo bien los planes de Seguridad Vial" y que las campañas "no tienen efecto". Al respecto, Alonso pide al organismo que se ponga las pilas, porque "entre tanto debate político, la gente se está matando". Así, denuncia que "no es normal la gente que ha muerto en moto en 40 días" y teme lo que pueda pasar "cuando llegue primavera y las grandes concentraciones".
Por otra parte, reconoce que el colectivo tiene que "hacer autocrítica desde ya", porque el mayor número de muertes de estos usuarios se deben a "una conducción inapropiada". De este modo, aboga por convenios con las autonomías, o incluso a nivel provincial, para concienciar a los futuros conductores yendo a las autoescuelas.
POLÍTICAS AGOTADAS
Las cifras registradas en lo que va de año suman 116 víctimas en las carreteras, un número que para el presidente de la Asociación de Víctimas de Accidentes (DIA), Francisco Canes, se debe a que las políticas que está poniendo en marcha la DGT estás "agotadas". A su juicio, ha estado viviendo de "una época pasada" que ya no da más de sí.
Por su parte, Ana Novella de Stop Accidentes, ha mostrado su preocupación por unas cifras que muestran la muerte de más de una persona por día y que sitúan al año 2016 "muy por encima" de años anteriores en poco más de un mes. "No se puede bajar la guardia aunque sea un Gobierno en funciones, no podemos dejar que se siga matando gente en las carreteras", ha concluido.
Finalmente, el presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, ha denunciado que la tendencia al alza sigue produciendo un repunte "muy alarmante" de la mortalidad, "no sólo en el número total de fallecidos, sino por la extensión territorial que abarca".
En este sentido, ha destacado que en la Comunidad Valenciana se ha producido un aumento del 10 por ciento, con respecto al año anterior, y también se registran subidas en Andalucía, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid, Murcia y País Vasco.
A su juicio, esto puede ser consecuencia de la climatología "más benévola" que se ha registrado este invierno y que ha aumentado el número de coches en circulación, así como la mala conservación de las carreteras y el envejecimiento del parque automovilístico que, según ha indicado, "sigue teniendo mucha presencia en accidentes mortales".