Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tranquilidad vuelve por el momento al barrio barcelonés de Gràcia

La noche de este jueves iba a ser otra jornada de protestas.la cuarta en el barrio barcelonés de Gràcia, pero, por suerte, se ha quedado en nada. Los okupas del banco desalojado el pasado lunes, habían pedido a los vecinos que les dieran su apoyo con una cacerolada y la respuesta ha sido, más bien, discreta.