Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere la anciana a la que le calvaron unas tijeras en la cabeza

La agresión se ha producido a las 05.32 horas, cuando por causas que se desconocen, la mujer ha sufrido la agresión en el Geriátrico, ubicado en la Plaza de Sant Antoni del municipio menorquín de Ciutadella. La mujer ha sido hallado inconsciencia en su cama.
La policía considera que "es imposible" que se clavara ella misma las tijeras porque estaba en la unidad de cuidado paliativos.
Fuentes policiales han indicado que se sospecha que la agresión la pudo cometer otro paciente del Geriátrico con problemas mentales, si bien aún no se ha producido ninguna detención. Aunque en un principio, se iba a imputar al agresor un delito de lesiones grave, tras el fallecimiento de la anciana, se le imputará un delito de homicidio. Los agentes descartan que fuera la propia anciana la que se autolesionara, teniendo en cuenta que se encontraba en cuidados paliativos.
El director insular de la Administración General del Estado en Menorca, Javier Tejero, ha informado de que antes de la agresión, la anciana estaba muy debilitada, dado que hacía dos o tres días que no ingería alimentos. Además, ha manifestado que no le consta que hubiera habido más agresiones en el citado Geriátrico.
Por otro lado, han detallado que la agresión se produjo entre las 02.00 y las 05.00 horas, ya que en la primera ronda de control, que se lleva a cabo a las 02.00 horas, la mujer se encontraba "perfectamente", mientras que fue en la segunda ronda, a las 05.00 horas, cuando los cuidadores la hallaron insconciente en la cama, como consecuencia de la grave herida en la cabeza, producida por las tijeras.
De este modo, el grupo judicial de la Policía Nacional descarta la posibilidad de que alguien ajeno al Geriátrico entrara a la habitación y clavara las tijeras a la octogenaria.
Las citadas fuentes han señalado que el autor de la agresión no había forzado la puerta de la habitación, por lo que "evidentemente, es alguien del centro", si bien está por determinar si se trata de otro paciente o de algún trabajador del Geriátrico, aunque la Policía se decanta más porque haya sido una de las personas ingresadas.