Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere atropellado un lince ibérico en la A-473 en Sevilla, el quinto de 2016

Ecologistas reclama responsabilidades por escrito a la Junta y piden un plan de recuperación del conejo para evitar estos casos
Un ejemplar de lince ibérico --el quinto caso que ha trascendido en el presente año 2016--, un macho joven radiomarcado, ha muerto atropellado en una carretera andaluza: concretamente, en la vía A-473, en la provincia de Sevilla, en el tramo que une las localidades de Aznalcázar y Benacazón.
Un particular que circulaba por la carretera dio el aviso del hallazgo del cadáver del animal, que, como es preceptivo en estos casos, ha sido trasladado al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre (CAD) de la Junta de Andalucía, donde se le está practicando la necropsia.
Tras conocer este último suceso, el portavoz de Ecologistas en Acción en el Consejo de Participación de Doñana, Juan Romero, ha explicado a Europa Press que, en el caso concreto de este espacio, los linces salen del parque "porque no hay conejos", principal fuente de alimentación de esta especie predadora.
Por ello, la asociación ha remitido un escrito a la Junta de Andalucía en el que le piden "responsabilidades", toda vez que "tiene que ponerse las pilas: hay mucho dinero europeo en juego, se construyen muchas carreteras pero se hace poco para paliar la peligrosidad de estas infraestructuras para con la fauna salvaje".
Asimismo, Ecologistas ha presentado en sus alegaciones al Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural de Doñana la necesidad de un plan para la recuperación del conejo. Si no, "en Doñana habremos fracasado, pues seguirán saliendo a zonas agrícolas para morir atropellados", ha manifestado.
ACTUACIONES DE FOMENTO
Recientemente trascendía que el Ministerio de Fomento ya ha iniciado los proyectos de intervención en tramos de las carreteras A-4 --a su paso por Bailén (Jaén)-- y N-420 --en su trazado Cardeña-Montoro (Córdoba)-- al objeto de propiciar la instauración de nuevas infraestructuras que eviten el atropello de linces ibéricos en estas zonas, dos de los recurrentes 'puntos negros' de la comunidad andaluza.
Así lo comunicó en el marco de una reunión la Secretaría General de Infraestructuras de Fomento a la asociación conservacionista WWF, cuyo responsable del programa de conservación de especies en España, Luis Suárez, exponía a Europa Press que en dicho encuentro se repasaron las actuaciones ya encaminadas y se valoraron los siguientes pasos a seguir, dentro de un contexto "complicado" desde el punto de vista político-administrativo.
Concretamente, respecto a la A-4 se trabaja para la habilitación de un paso de fauna, así como para las actuaciones de mantenimiento propias de una autovía "vieja", mientras que en la N-420 la situación es "más complicada" al no haber obligación en una vía nacional de vallado, como sí ocurre en las autovías. En esta carretera se sopesan soluciones "mixtas" que van desde el desbroce de los márgenes hasta la mejora de algunas zonas de drenaje, vallado o, igualmente, la instalación de un paso de fauna.
Suárez también dio cuenta de que la administración sigue realizando de forma continua actuaciones de menor envergadura, así como también planea hacerlo en algunos puntos solicitados por los ecologistas en algunas de las zonas de reintroducción del lince.