Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere un bañista de 82 años ahogado en la playa de L'Escala (Girona)

Un bañista de 82 años ha muerto la mañana de este jueves al ahogarse en la playa de L'Escala (Girona), concretamente en la zona de Riells, según ha informado Protección Civil.
La Cruz Roja ha rescatado al hombre y el sanitarios del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) le ha intentado reanimar sin éxito, con lo que ha fallecido sobre las 11.00 horas, según ha explicado el subdirector general de Protección Civil, Sergio Delgado, en la rueda de prensa sobre la ola de calor que afectará Cataluña hasta este domingo.
Delgado ha insistido en que los bañistas deben asegurarse de que se encuentran en buenas condiciones físicas antes de entrar en el agua, para evitar posibles insolaciones por el aumento de temperaturas.
Con esta nueva víctima, se elevan a 12 los bañistas que han muerto ahogados en las playas catalanas en lo que va de verano, según cifras de Protección Civil.
Además de este último, cinco casos han ocurrido en la provincia de Barcelona: un hombre de 76 años murió en la playa de la Mar Bella; en la playa de Castelldefels, un hombre de 19; otro hombre en la playa Pineda de este municipio; un extranjero de entre 40 y 50 años en la playa de la Rieta en Pineda de Mar, y en el club náutico de Vilassar de Mar, un hombre de 31.
Otros tres casos mortales han sucedido en las playas tarraconenses, en Cunit, un hombre de 76 años; en L'Hospitalet i Vandellòs, un hombre de 77; en Altafulla una mujer de 73; un hombre de 72 y otro de 58 en L'Estartit en Girona, en el municipio de Torroella de Montgrí, y uno en Platja d'Aro, un extranjero de 20 años.
De estos 11 casos, solo en cuatro playas no contaban con un servicio de vigilancia y tres de las víctimas eran extranjeras, una de ellas finlandesa --la fallecida en la playa de Altafulla--.