Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere un bebé en el hospital de Calella y los padres denuncian por negligencia médica

La familia del bebé fallecido el pasado 16 de agosto ha explicado que el ginecólogo les había advertido que el parto tenía que ser por cesárea pues la niña sufría de macrosomía o crecimiento excesivo. Los padres de la víctima llegaron al hospital con toda la documentación necesaria para ofrecerla al equipo médico y así advertirles del historial clínico de la paciente.
Aún así, aseguran que sólo había dos comadronas que se negaron a practicar la cesárea hasta pasadas unas horas, tiempo suficiente para que se complicara el parto y se impidiera salvar la vida de la niña. También aseguran que no había personal suficiente que les atendiera y que no se respondía a las necesidades de la parturienta. Los familiares de la fallecida ya han puesto una denuncia al hospital que está en manos de sus abogados.El juez ha autorizado iniciar con diligencias penales.
Por su parte, la Dirección de la Corporación de Salut del Maresme i la Selva, en nombre del Hospital de Calella ha emitido un comunicado explicando que el Hospital ha abierto una investigación interna para dar con el caso. ECP