Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere el niño al que quitaron la ventilación mecánica pese al deseo de sus padres

Los médicos de un hospital británico retiraron hoy la ventilación mecánica a un bebé de nueve meses aquejado de un extraño trastorno metabólico, pese al deseo de sus padres de mantenerle con vida, y el niño ha muerto.
Tras el fallecimiento del bebé, los padres comentaron: "Murió pacíficamente. Le echaremos mucho de menos. Fue una suerte haberle conocido, pese a su breve vida".
La enfermedad del niño afectaba gravemente a sus funciones cerebrales y respiratorias y los médicos consideraban que sufría dolores intolerables y que en esas condiciones no tenía sentido prolongar artificialmente su vida.
Frente a la opinión de los médicos, los padres recurrieron al Alto Tribunal Británico, que llegó el viernes a la misma conclusión que los doctores y autorizó al hospital a desconectar el sistema de respiración asistida.
Tras escuchar el veredicto adverso de la corte, el matrimonio se declaró "profundamente acongojado" y reiteró su convicción de que valía la pena, pese a todo, preservar la vida del niño.
"Estamos y seguiremos estando siempre convencidos de que, a pesar de los gravísimos problemas que sufre, su vida es valiosa y merece la pena conservarse mientras sea posible y siempre que no le cause dolor indebido", afirmaron los padres.
Estos señalaron sus diferencias con los médicos: "ellos creen que su vida es insoportable y que su incapacidad es tal que no tiene sentido que siga viviendo, pero nosotros, y algunos enfermeros, creemos que es capaz de sentir placer y que hay momentos prolongados en los que no sufre dolor y está relajado".