Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren cuatro personas por inhalar monóxido de carbono en una vivienda en Palencia

Los cuatro fallecidos son miembros de la misma familia. Video: Informativos Telecincotelecinco.es
Un niño y tres adultos, todos de la misma familia, han muerto, tras inhalar monóxido de carbono en una vivienda del número 42 del Paseo Victorio Macho de la capital palentina, muy cerca de la estación de ferrocarril. Las víctimas son un hombre de 41 años, P.G.; su esposa, B.A.C., de 37; el bebé de ambos, de veinte meses, y la madre del hombre que perdió la vida, M.C.C., de 73 años.
Hay una quinta persona, un joven de 20 años hermanastro del bebé muerto, afectada y en estado muy grave que ha sido trasladada hasta el Hospital  Marqués de Valdecilla de Santander, donde está una de las mejores unidades de España para tratar casos graves de intoxicación de monóxido.  El Ayuntamiento de Palencia ha fijado tres días de luto oficial.
Los facultativos del Servicio de Sanidad de Castilla y León (Sacyl), que también han acudido hasta la vivienda, han detectado mediante un sensor de monóxido una elevada concentración de gas en el inmueble.
 
 
 
Desde Abajas (Burgos), el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quien ha conocido la noticia, ha trasladado el pésame a los allegados de las víctimas y ha expresado su "profundo dolor" por la tragedia.
 
La ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, se ha desplazado a la capital palentina, tras firmar esta mañana Valladolid un convenio con el Gobierno autonómico sobre atención a la dependencia.
 
También se han trasladado hasta allí el alcalde de Palencia, Heliodoro Gallego, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, José María Hernández y el subdelegado del Gobierno, Raúl Ruiz.
 
EB