Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Multa por masturbarse mientras conducía

La Policía Local de Valencia ha multado a un conductor por conducir mientras se masturbaba con la mano derecha. El importe de la multa tendrá que ser determinado por la Oficina del Procedimiento Sancionador puesto que, a efectos legales, la masturbación al volante no está legislada, según publica el periódico 'Las Provincias'.
El policía de Valencia que le impuso la multa describió así lo que vio: "Conducía el vehículo reseñado sin mantener la libertad de movimiento ni prestando la atención necesaria a la conducción". Entre paréntesis el funcionario policial detalla algo más al indicar que "se está masturbando con la mano derecha".
Según 'Las Provincias', la multa no precisa si el conductor sancionado estaba en un semáforo o, por el contrario, el vehículo avanzaba por la calzada. Lo cierto es que el agente sorprendió al infractor con la mano derecha en sus partes íntimas, le hizo salir del vehículo y le extendió la correspondiente denuncia.
La casilla de la multa correspondiente a la sanción impuesta está en blanco. Desde la Policía Local confirman la veracidad de la multa que ya circula por Internet, con los datos del infractor y del policías ocultos, e indican que deberá ser la Oficina del Procedimiento Sancionador la que fije la cantidad a pagar.
La masturbación al volante no está regulada. Según el periódico, "se enmarcaría en el artículo genérico de la Ley de Seguridad Vial que sanciona a los que conducen sin prestar atención, con la misma consideración que circular hablando por el teléfono móvil, con auriculares puestos, leyendo o viendo una película". Se considera una infracción grave. La sanción es de 150 euros y la retirada de tres puntos del carné.