Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Multan con 150 libras a una niña de 5 años por vender limonada y rompe en lágrimas

Multan con 150 libras a una niña de 5 años por vender limonada y rompe en lágrimasAndre Spicer

Una niña de cinco años rompió a llorar cuando la multaron con 150 libras (unos 166 euros) por montar un puesto de limonada en la calle en Londres. Los oficiales lo justificaron argumentando que no tenía permiso de comercio. Finalmente, la oficina de policía retiró la multa y mostró sus disculpas a la familia.

La niña decidió vender tazas de limonada al final de su calle en Mile End, ya que cientos de personas asistían al festival Lovebox en el cercano Victoria Park. Sin embargo, a los 30 minutos de colocar el puesto, cuatro oficiales de policía se acercaron a su mesa y leyeron una carta legal informándole que, debido a que no tenía un permiso de comercio, se le multaría con 150 libras esterlinas.
El padre, que estaba con ella, ayudó a su hija a recoger todo de nuevo y se fueron a casa. Al escribir sobre el incidente en The Telegraph, el padre dijo: "Soy profesor en una escuela de negocios, así que probablemente debería haber sabido que se requería algún tipo de permiso. Pero era una niña de cinco años que vendía limonada. No era exactamente un peligro para la seguridad pública".
Después del incidente, la niña "lloró durante todo el camino a casa" y decía "he hecho algo malo". Aunque su padre le propuso obtener un permiso y abrir un puesto otro día, la pequeña dijo que tenía "demasiado miedo", recoge The Independent.
El señor Spicer transmitió el incidente a sus amigos y familiares, incluyendo a su primo con sede en Chicago, quien dijo que si algo así sucedía en Estados Unidos, sería un "escándalo nacional".
El profesor universitario dijo: "Ahora, después de Lemonadegate, al contemplar las largas vacaciones escolares que tengo por delante, estoy aún más confundido acerca de cómo entretener a nuestros hijos. Preparar un puesto de limonada es obviamente demasiado arriesgado".

La oficina de Policía de Tower Hamlets ha retirado la multa y se ha disculpado. Un portavoz del consejo dijo: "Lamentamos mucho que esto haya sucedido. Esperamos que nuestros agentes de la policía demuestren su sentido común y utilicen sus poderes con sensatez". "Esto claramente no sucedió. La multa será cancelada de inmediato y nos hemos puesto en contacto con el profesor Spicer y su hija para disculparnos".