Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La revista Mundo Negro lanza un número especial para "hacer justicia" a los 1.215 millones de habitantes de África

La revista de los Misioneros Combonianos 'Mundo Negro' ha lanzado un número especial, coincidiendo con la celebración este miércoles del Día de África, con el que quieren "hacer justicia" a este continente en el que viven 1.215 millones de personas y que, según aseguran, dentro de 20 ó 30 años será una "gran potencia", con "más mano de obra que China e India juntas".
El redactor jefe de Mundo Negro, Javier Fariñas, ha destacado que en este número han querido mostrar la "diversidad" de África con sus "luces y sus sombras" pero con un factor común: el movimiento. "África está en movimiento, por ejemplo, en el ámbito político, pues aunque siguen existiendo los presidentes eternos, en los últimos años han cambiado 17 de los 55 presidentes de los países africanos, un tercio del total", ha matizado.
A esto se suma, según ha precisado, el movimiento de la gente, pues en países como Burkina Faso o Burundi, los habitantes han salido a la calle para demostrar que "no quieren excesos del poder". "Cuando decimos que es una tierra de corrupción, de dictadores, en parte es cierto, pero también hay una ciudadanía que quiere cambiar las cosas y ocupar el espacio público", ha añadido Fariñas.
Otra sombra de África, según ha explicado, es la "fuga de capitales" pues en los últimos años han salido del continente 1,7 millones de dólares y esto no permite el desarrollo económico del país.
Precisamente, el tema del crecimiento y el desarrollo del continente africano lo aborda el profesor del Instituto Internacional de DDHH de Estrasburgo y presidente de la Asociación Española de Africanistas, el congoleño Mbuyi Kabunda, que defiende la tesis de que el "extraordinario" crecimiento que está experimentando África, donde se prevé que algunos países crezcan al 7%, no ha contribuido a la mejora de los pueblos ni a la erradicación de las desigualdades. Por el contrario, los niveles de pobreza se han triplicado.
Para este experto en desarrollo y DDHH, el crecimiento no se debe a una mejora de las capacidades productivas sino a factores coyunturales como los recortes en sanidad y educación, la fuerte demanda de materias primas desde países occidentales y países emergentes o la reducción de los conflictos armados en algunos países. Sin embargo, según ha subrayado, un crecimiento que no vaya acompañado de cambios a nivel social y de desarrollo humano no será igual a desarrollo.
700 MILLONES DE MÓVILES Y SIN AGUA POTABLE
"Ya está bien de reducirnos a ecuaciones y a cobayas. Se han probado todos los modelos económicos y han fracasado porque no se ha contado con la participación de los propios africanos. Llama la atención que haya 700 millones de móviles en África, en zonas donde no tienen ni agua potable. Se está explotando a los más pobres", ha exclamado.
Por ello, ha recomendado aprovechar este momento en el que el Banco Central y el Fondo Monetario Internacional "han perdido cualquier legitimidad" con la crisis, para adoptar un nuevo modelo de desarrollo fundamentado en los valores africanos.
Además, Kabunda ha advertido de que si no se da prioridad al desarrollo económico del continente será más difícil combatir otro de los problemas de África, el terrorismo yihadista que, según ha alertado, surge en zonas marginales, olvidadas. "¿Por qué ha aparecido Boko Haram?", ha preguntado el profesor, para recordar la zona deprimida donde surgió.
El número especial de Mundo Negro profundiza en todos estos asuntos a través de 164 páginas y cinco secciones --política, sociedad, economía, educación y cultura, y religión-- y ofrece entrevistas como la de la fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional, la gambiana Fatou Bensouda, la primera mujer africana en su posición convencida de la necesidad de acabar con la impunidad que protege a muchos dictadores, militares y políticos.
También destaca el apartado dedicado a la religión, en el que el director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Migraciones, José Luis Pinilla, el secretario general adjunto para relaciones externas del Centro Internacional de Diálogo KAICIID y el arzobispo de Bangui, monseñor Dieudonné Nzapalainga, realizan un repaso desde el papel de la Iglesia en la acogida de refugiados hasta el rol del cristianismo y el islam en los procesos de paz.