Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nace en Bioparc una cría de dril, uno de los primates más amenazados

Una cría de dril, un primate africano cuya población es una de las más amenazadas del mundo y que nació el pasado 14 de junio, descansa junto a su madre en el recinto del zoológico Bioparc de Valencia. EFEtelecinco.es
El Bioparc de Valencia ha registrado el nacimiento de una cría de dril, un primate africano cuya población es una de las más amenazadas del mundo, según han informado fuentes del zoológico.
El parque asegura que se trata de una especie "terriblemente" amenazada, de la que se estima que sólo existen unos 5.000 ejemplares en todo el planeta, según la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN).
Los driles son animales con una sugestiva apariencia -aseguran desde Bioparc-, debido a su cola reducida a un muñón, su cara negra rodeada de pelos blancos y las nalgas sin pelo y de color azul púrpura que caracterizan a los machos.
Son primates omnívoros, que se alimentan normalmente de raíces, tubérculos, frutas, brotes, además de caracoles, gusanos, insectos y ranas.
Los principales factores que amenazan a estos animales son la destrucción de su hábitat y su caza para el mercado del "bushmeat" (carne de animales salvajes), donde son muy apreciados.
Para protegerlos, se han emprendido diversos programas de conservación en Camerún, Guinea Ecuatorial y Nigeria, país donde Bioparc, a través de la Fundación Instituto del Trópico, participa en la recuperación y reintroducción de los driles en las montañas y selvas de la región.
El nuevo ejemplar de dril de Bioparc es una hembra de la subespecie bioko y nació el pasado 14 de junio del vientre de Abuja, un dril que llegó a Valencia en febrero de 2008 proveniente del Reino Unido.
La cría, que sólo toma leche materna, ya puede verse en los recintos exteriores del parque agarrada al vientre de su madre.