Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nace el primer bebé británico sin el gen del cáncer de mama

La identidad de los padres de la niña se desconoce, pero la prensa ha informado de que el marido es portador del gen y de que a tres generaciones de mujeres de su familia -entre ellas su abuela, su madre, su hermana y una prima- se les diagnosticó el tumor.
El director de la Unidad de Reproducción Asistida del hospital, Paul Serhal, que no ha facilitado la fecha del nacimiento, ha señalado que "la niña no tendrá que afrontar el riesgo de esta carga genética del cáncer de mama o cáncer de ovario cuando sea adulta".
El legado de los padres es impedir que esta forma de cáncer que ha malogrado a la familia durante generaciones afecte a su descendencia, ha agregado Serhal.
El pasado junio, la madre, de 27 años, decidió recurrir a la selección genética tras ver de cerca el caso familiar. Sin la intervención de la ciencia, la niña habría tenido entre un 50 y un 80 por ciento de probabilidades de desarrollar el tumor. Por ello, el equipo médico examinó diversos embriones y seleccionó los que estaban libres de ese gen.
Alrededor de mil bebés han nacido hasta ahora beneficiándose de ese método de selección genética para eliminar la carga genética de otras enfermedades, como la fibrosis cística o la de Huntington (mal neurodegenerativo hereditario). El permiso para autorizar este método que permitió el nacimiento de la niña fue otorgado por la Autoridad de Embriología y Fertilización Humana (HFEA).
 
 
KOD