Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Navarra firmará un convenio con el Estado para facilitar servicios a los afectados por la exposición al amianto

La Comunidad foral registra 2.609 personas que han estado expuestas a este mineral, cuyo uso en España está prohibido desde 2002
El departamento de Salud del Gobierno de Navarra y el Instituto Nacional de la Seguridad Social firmarán un convenio de colaboración con el fin de facilitar a los trabajadores enfermos por la exposición al amianto el reconocimiento del origen laboral de sus patologías.
En la Comunidad foral hay registradas 2.609 personas que han estado expuestas a este mineral, cuyo uso está prohibido en España desde 2002, según ha informado en una nota el Gobierno de Navarra.
El amianto o asbesto es un grupo de minerales metamórficos fibrosos, utilizado ampliamente hace 20 y 30 años en materiales de construcción, productos del automóvil y materias textiles. Con posterioridad, las autoridades establecieron la relación entre la exposición ante este material y la aparición de cáncer y otras enfermedades respiratorias, ha detallado el Ejecutivo foral.
En virtud de este convenio, se constituirá un grupo de trabajo para coordinar las actuaciones de seguimiento de los trabajadores expuestos a amianto, intercambiar información que permita mantener las bases de datos correspondientes, y definir el tipo de pruebas diagnósticas necesarias y los informes de especialistas.
En 2006, el pleno del Congreso de los Diputados aprobó una moción en la que se instaba al Gobierno central a adoptar un plan de medidas globales, sobre todo sociales, laborales y administrativas para paliar la situación de los trabajadores afectados de asbestosis y a la de sus familias.
El Gobierno foral ha destacado que Navarra dispone de uno de los registros más exhaustivos de trabajadores que han estado expuestos al amianto, la mayoría de los cuales se encuentran ya jubilados. Se trata de 2.609 personas, de las que 2.219 son hombres y 390 son mujeres. Del total, 2.328 son personas que en su momento estuvieron expuestas, mientras que 403 siguen en contacto con el material (296 hombres y 107 mujeres).
Por actividad de la empresa, la mayoría de los trabajadores procedían o proceden del sector de la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolque (1.280), seguido de la metalurgia, fabricación de productos de hierro y ferroaleaciones (405).
En tercer lugar se sitúa la fabricación de maquinaria (182 personas), la fabricación de material y equipo técnico (170) y las actividades de construcción especializada (149 personas).
Las principales enfermedades relacionadas con este material son las siguientes: asbestosis, afecciones fibrosantes de la pleural y pericardio que cursan con restricción respiratoria o cardiaca, neoplasia maligna de bronquio y pulmón, mesotelioma pleural, mesotelioma peritoneal y el mesotelioma de otras localizaciones, y neoplasia de laringe.