Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Navarro dice que la campaña no busca culpables, sino que el policía alerte al motorista

Habrá más controles por parte de la DGT a los motoristas. Video: Informativos Telecinco.telecinco.es
El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha subrayado que la campaña de vigilancia de motocicletas en las carreteras, que comienza hoy, "no trata de buscar culpables", sino de que "el policía de tráfico pare y hable con el motorista y le alerte" de la conveniencia de realizar una conducción adecuada.
Estas han sido algunas consideraciones realizadas por el responsable de Tráfico en el VI Foro contra la Violencia Vial, que organiza la asociación de afectados por accidentes de tráfico "Stop Accidentes", encabezada por su presidenta, Ana María Campo.
De esta forma se ha referido a la campaña que se ha puesto en marcha hoy y que concluirá el próximo día 18 con el objetivo de afrontar el problema de la siniestralidad en las motos, que el mes pasado provocó la muerte de 39 motoristas, la cifra más alta en un mes desde septiembre de 2007.
"Oirán decir que es que hace buen tiempo, pero en la DGT no nos gusta echar la culpa de los accidentes al tiempo, y por eso informamos y repetimos que no vale la pena arriesgar o apurar".
Y para concienciar de este mensaje y en el de la vulnerabilidad de las motos a los cerca de dos millones y medio de motoristas, Tráfico ha desplegado esta campaña que Navarro espera que haga mella en la minoría que no cumple las leyes.
La mayor parte de los siniestros se producen en fin de semana, en carreteras secundarias y con motos deportivas de alta potencia.
El director de Tráfico ha recordado que en el tema de las motos "se está trabajando bien", como lo prueba la existencia de un plan de seguridad para los desplazamientos en este tipo de vehículos y el hecho de que seamos el primer país que ha hecho una norma técnica de barreras seguras para motoristas.
Ha subrayado el trabajo de Fomento en ese aspecto y los 223 tramos de concentración de accidentes que ya se han señalizado.
Además, ha recalcado que Europa ha pedido a España que lidere un programa europeo sobre seguridad de las motos en las ciudades con un presupuesto de dos millones y medio de euros.
Pero el de las motos no es el único problema que preocupa en la DGT porque "también en el núcleo duro de los problemas" está el alcohol, como lo evidencia esta cifra: más de 50.000 conductores tienen que ir a juicio cada año por haber duplicado el límite permitido.
Una cuestión que, según el director de la DGT, merece una reflexión como problema social y para el que es necesario tiempo pues se trata de "cambiar esta cultura".
"Hemos constatado que este país tiene un problema con el alcohol y lo estamos intentando sacar de la carretera", ha apostillado Navarro, quien ha considerado necesario afrontarlo "entre todos, Tráfico, la Administración de Justicia y Sanidad".
Ha recordado que en julio se cumplen tres años de la entrada en vigor del carné por puntos y ha señalado que en este tiempo unos 24.000 conductores, de los casi 24 millones que hay, lo han perdido.
También ha mencionado la reforma del nuevo carné que se está tramitando en el Congreso de los Diputados, que "no toca nada esencial" porque "está funcionando", ya que ha supuesto "un cambio de comportamientos y de concienciación".
Las alcoholemias, a pesar de ser uno de los mayores problemas, han bajado a la mitad; dos millones y medio de personas se ponen más el cinturón, y cada vez es más excepcional encontrarse a alguien que conduce sin haberse sacado el permiso.