Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nieves Hernández: "Para mi está viva"

A mediados del mes de abril la policía retoma la búsqueda del cuerpo de Sara en un paraje situado al sur de la isla de Las Palmas de Gran Canaria. No obtuvieron resultados. Igual que todas las investigaciones que se han llevado a cabo en el caso de la joven.
Sara, que tenía 14 años cuando desapareció, se dirigía al centro comercial de 'La Ballena' donde había quedado con un amigo suyo. Al parecer, la joven llamó desde una cabina a casa del chico con el que había quedado y esa fue la última vez que hablaron con ella.
La policía llegó a detener a un hombre , sospechoso de agredir a Sara, Miguel Ángel M. R, pero tiempo después de ingresar en prisión fue encontrado ahorcado en los baños de la cárcel de El Salto del Negro, de la capital grancanaria. Esta línea era una de las que más fuerza tenía ya que el presunto violador vivía muy cerca del domicilio de la familia de Sara Morales.
Hace un par de meses, Nieves Hernández se unía a una iniciativa impulsada por la madre de la joven desaparecía en Mijas para pegar carteles con los rostros de sus hijos desaparecidos, en un intento de que las desapariciones de sus hijos no caigan en el olvido.
En unas declaraciones realizadas a Informativos Telecinco, Nieves aseguraba que mantiene intacta la esperanza y que para ella "está viva". "Mientras no vea lo contrario siempre pensaré que mi hija está viva en alguna parte y ella me necesita y tengo que seguir con la búsqueda y sé que ella no espera menos de mí. Quiero saber dónde está mi hija".