Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Novartis crea unas jornadas sobre el papel de la farmacoeconomía en el desarrollo de fármacos en Oncología

Novartis, en colaboración con la Fundación para la Excelencia y la Calidad en la Oncología (ECO), Weber Economía y Salud, el Instituto Max Weber, el Seminario de Investigación en Economía y Salud (SIES) de la Universidad de Castilla-La Mancha, el Instituto de Salud Carlos III y la Escuela Nacional de Sanidad, ha puesto en marcha la 'Jornada de Farmaeconomía de Medicamentos Innovadores en Oncología'.
El objetivo de estos encuentros ha sido dar a conocer los métodos que utiliza el trabajo de la Evaluación de Tecnologías Sanitarias, especialmente en el campo de la farmacoeconomía y su papel en el acceso al mercado de los medicamentos oncológicos. Asimismo, en el encuentro se ha la perspectiva crítica del papel de la Evaluación Económica en la valoración de medicamentos oncológicos en el proceso de toma de decisiones clínicas.
Otros aspectos han sido cómo comprender e interpretar los artículos y evaluaciones económicas de medicamentos oncológicos, estimar la influencia que tienen los aspectos farmacoeconómicos en el posicionamiento terapéutico de este tipo de medicamentos y saber valorar adecuadamente una innovación terapéutica en oncología.
"En la actualidad se están realizando IPTs de todos los medicamentos autorizados por procedimiento centralizado, que es el procedimiento regulatorio donde se da entrada a las novedades terapéuticas relevantes. Esto nos lleva a más de 60 medicamentos con IPT realizado o en elaboración desde la puesta en marcha del proyecto a mediados del año pasado. El procedimiento es complejo por tratarse de una toma de decisión conjunta, pero creemos que los tiempos en los que se dispone de un IPT son razonables", ha comentado el jefe de servicio del Departamento de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Antonio Blázquez.
En cuanto a los actores principales que participan en la elaboración de un IPT, Blázquez ha comentado que están fijados por el documento propuesta de colaboración para la elaboración de los informes de posicionamiento terapéutico de los medicamentos. En un primer nivel, prosigue, son la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, los responsables designados por las consejerías de salud de las comunidades autónomas, y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, los se encargarían de la toma de decisiones.
"La elaboración de los informes la llevan a cabo técnicos y profesionales sanitarios designados por este primer nivel. Después también tienen su papel en la revisión del documento tanto las compañías farmacéuticas directamente involucradas como las asociaciones de pacientes y los profesionales sanitarios a través de sociedades científicas. Creemos que los IPTs cumplen su principal misión que es realizar un único informe para toda España que de manera objetiva indique al sistema cual es el lugar en la terapéutica de un nuevo medicamento, también nos consta que esta información se está teniendo en cuenta en la compleja toma de decisiones posterior hasta que un fármaco accede al mercado, o no, y de qué modo", ha apostillado Blázquez.
QUEDA "MUCHO CAMINO POR RECORRER"
Por su parte, la presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Pilar Garrido, ha reconocido que "queda mucho camino por recorrer" y ha asegurado que desde su organización van a continuar trabajando para que los IPTs sean vinculantes en todas las comunidades autónomas (CCAA) y su decisión aplicada en todos los hospitales.
La actual situación de coexistencia de distintos Informes de Evaluación con otros estamentos reguladores sigue generando desigualdades en el acceso por lo que es clave respaldar un documento único y consensuado con la opinión de los clínicos y que sea aplicado al mismo tiempo en todas las comunidades", ha apostillado.
Finalmente, el jefe de servicio de Oncología del Hospital de Valencia, Carlos Camps, ha aseverado que en España se ha dado un paso hacia delante en cuanto a la incorporación de la innovación gracias, a su juicio, a los informes de posicionamiento terapéutico (IPT) que, sin ninguna duda, deben ser vinculantes.
"Los IPT son la única acción sólida que existe actualmente en España para manejar de una forma adecuada la incorporación de la innovación en nuestra sanidad y por tanto debemos apoyarlos. Desde que trabajamos en un sistema público de salud, el coste de lo que hacemos nos incumbe a todos, no solo a los gestores. Además, creemos en la necesidad de que el paciente esté en el centro de la evaluación, pero previamente deberíamos definir qué medicamentos tienen un beneficio mínimo para poder decidir si pueden ser o no financiados", ha zanjado.