Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nudistas en pie de guerra

Tomar el sol y bañarse desnudos es un problema para cientos de nudistas en las playas de Malgrat de Mar, Tossa y Platja d'Aro. Nunca suspuso un problema, pero los ayuntamientos quieren prohibirlo ahora. Los nudistas no están dispuestos a renunciar.
El club de Naturistas de Cataluña dice que prohibir esta actividad es ilegal, porque ya se despenalizó tras el franquismo. Este club asegura que emprenderá acciones legales si estos municipios no entran en razón. "En democracia lo que no está expresamente prohibido está permitido, y como no existe nada que lo delimite, lo podemos seguir haciendo", asegura Joaquín Plana, presidente del club catalán de naturistas.
Por ahora están negociando. Los nudistas se sienten perseguidos y aseguran que no entienden el porqué ya que nunca ha existido ningún conflicto con los demás bañistas. "Se debería permitir en todas las playas", dice un nudista. "Es que no sé porqué lo quieren prohibir", dice otro de ellos.
Por su parte el ayuntamiento de Platja d’Aro explica que no quiere prohibir el nudismo, sino sólo permitirlo en zonas reservadas y exclusivas para esta actividad. IM