Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bretón cree una "aberración" que se diga que quemó a sus hijos en la hoguera

Tras el giro inesperado en el caso de la desaparición de Ruth y José, el juez ha ordenado un nuevo resgitro en Las Quemadillas con la presencia de José Bretón, padre de los niños y único acusado. El abogado de Bretón ha explicado que se han recogido nuevas pruebas, como tierra de la hoguera, una mesa que pudo usarse en el fuego y un bidón de gasolina. Su cliente, que está con "tranquilidad total", considera una "aberración" que se diga que quemó a sus hijos. Este lunes se supo que dos informes aseguran que los restos hallados en la hoguera son de menores y no de animales como se dijo inicialmente.

José Bretón ha presenaciado el trabajo de la policía que ha recogido nuevas pruebas. Los agentes, en presencia también del juez, se ha llevado muestras de tierra de la hoguera, una mesa de metal que puso usarse para elevar la temperatura del fuego considerablemente, un bidón de gasolina y palas y diversos utensilios.
Finalmente Bretón no ha sido interrogado por le juez, aunque si ha presenciado todas las labores de la policía.
El abogado José María Sánchez de Puerta ha insistido una vez más en que su cliente no admite culpabilidad alguna. "Está con aplomo y tranquilidad total", ha dicho el letrado antes de señalar que bretón considera una "aberracion" que se diga que quemó a sus hijos en la hoguera.
Este lunes se conocía que dos informes periciales afirman que los restos hallados en el fuego son de dos menores de las edades de Ruth y José. Estos análisis suponen un duro golpe, ya que desde el principio en análisis de la policía forense determinó que se trataba de pequeños animales y por tanto se descatró que Bretón hubiera quemado a sus hijos, hipótesis que coge fuerza.
Bretón, según los expertos, construyó una especie de horno crematorio donde la temperatura alcanzó los 800 grados centígrados.
El abogado ha explicado que esperará a los dos nuevos contrainformes solicitados por el juez para dar más pasos en su defensa.
Si fueran ciertos los nuevos informes tendrían que cambiar las imputaciones sobre Bretón, de detención ilegal y simulación de delito a "dos delitos de asesinato con alevosía y el agravante de parentesco", ha reconocido su abogado, que ha negado que vaya a dejar la defensa de su cliente.