Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ONG denuncia que España ha negado el visado a familiares de víctimas de El Tarajal que querían visitar sus tumbas

La organización Ca-Minando Fronteras ha denunciado este viernes que el Gobierno ha denegado los visados para viajar a suelo español a familiares de los 15 jóvenes que perdieron la vida en su intento de llegar a nado a la playa ceutí de El Tarajal en febrero de 2014 mientras la Guardia Civil utilizaba medios antidisturbios para disuadirles. El viaje tenía entre otros objetivos, visitar las tumbas de los fallecidos.
Según explica el colectivo en un comunicado, la visita estaba programada en el marco del proyecto 'Transformar el Dolor en Justicia' impulsado por Ca-minando Fronteras, que busca la reparación de estas familias, residentes en Camerún, y les acompaña en el duelo. La tramitación de sus visados contó con apoyo de la Open Society Initiative for Europe (Open Society Foundations), AFVT y SERCADE.
Ca-Minando Fronteras solicitó permiso para que 14 de estas personas vinculadas a los fallecidos pudieran viajar unos días a España, donde además de visitar las tumbas, se reunirían con administraciones públicas, organizaciones sociales y medios de comunicación y trabajarían con la representación legal que ha estado llevando en su nombre la denuncia por lo ocurrido aquella mañana en Ceuta para "poder afrontar necesidades como el reconocimiento de los cadáveres" que oficialmente siguen sin nombre.
La organización denuncia que sin embargo, las autoridades españolas han denegado los visados porque consideran "que no está justificado el motivo de su visita a España" y que "no justifican los medios suficientes para su estancia" en el país, aunque "están arropados por organizaciones sociales" que han avalado las invitaciones, asumiendo con ello responsabilidades legales, y asumido los gastos de toda su estancia.
Asimismo, las autoridades consideran que "existe riesgo de que no regresen al país de origen", aunque como dice Ca-Minando Fronteras, "presentan reservas de vuelos de ida y vuelta en las fechas para que se solicita el visado". "Estas personas tienen su vida en Camerún, en ningún momento han manifestado querer quedarse en España, sin embargo se asume que no van a volver a su país", señala el colectivo.
Ca-Minando Fronteras incide en que la negativa ha llegado además después de "trabas administrativas", pues la entidad solicitó a finales de 2015 directamente al Consulado Español la tramitación de los visados para eludir la empresa externa de gestión que está subcontratada y que además de prestar un servicio menos personalizado, encarece los gastos.
"A pesar de ser posible esta medida administrativa, el Consulado de España se negó en rotundo. Eso hizo que no pudiésemos llegar a tiempo en la petición de los visados y que las familias no pudiesen asistir al segundo memorial por las víctimas que tuvo lugar el pasado 6 de febrero. Obligadas a pasar el trámite a través de la empresa subcontratada, no nos permitieron presentar un visado colectivo, que reduce en un ochenta por ciento los gastos", denuncia la entidad.
Finalmente, se denegaron todos los visados. "Además de todas las trabas administrativas que se nos han puesto para la petición de los visados, hay que agregar el dolor que de nuevo se causa a Familiares de Víctimas de una tragedia, que le negamos el derecho a hacer el duelo y a encontrar la justicia que merecen", añade Ca-Minando Fronteras.