Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hasta 15 ONG acamparán como refugiados a las puertas del Ministerio de Asuntos Exteriores contra el acuerdo con Turquía

Un total de 15 organizaciones instalarán mañana un "campamento de personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas" a las puertas de la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid para exigir al Gobierno que rechace "de manera frontal" el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía sobre los refugiados.
Según informan estas entidades, el objetivo es representar "las precarias condiciones" en las que se encuentran los desplazados en suelo europeo minutos antes de que comparezca en el Congreso a dar cuenta del preacuerdo el secretario de Estado para la Unión Europea, Fernando Eguidazu.
"Este pacto podría suponer graves violaciones de derechos humanos para las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas, y el incumplimiento por parte de España de sus obligaciones internacionales si lo apoyara", afirman las entidades, entre las que figuran la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y la Red Acoge.
Conforme recuerdan, sólo en la frontera entre Grecia y Macedonia, permanecen atrapadas alrededor de 13.000 personas, muchas de ellas mujeres y niños, en lugares como Idomeni, donde se hacinan y enfrentan a precarias condiciones bajo la lluvia y con dificultades para acceder a servicios mínimos como agua, alimentos y cobijo.
"Las organizaciones han exigido así a España que se oponga a un acuerdo que plantea serias preocupaciones legales, morales y de impacto a largo plazo, especialmente en los grupos más vulnerables, y han pedido que se abran rutas legales y seguras para estas personas, así como que se adopten medidas urgentes de acogida", explican los convocantes.
Los firmantes de esta iniciativa son Accem, Amnistía Internacional, Cáritas, Cear, Confer, Congde, Consejo General de la Abogacía Española, Jesuitas Social, Justicia y Paz, Médicos del Mundo, Oxfam Intermón, Plataforma del Tercer Sector, Red Acoge, Red Solidaria de Acogida, San Carlos Borromeo y Save the Children.
No es la única iniciativa social esta semana en que está en juego un acuerdo que podría implicar la devolución sistemática a Turquía de los refugiados que hubiesen alcanzado suelo europeo desde su territorio, condición esta que junto al resto de términos del convenio propuesto a Bruselas por Ankara, podría sellarse a finales de esta semana.
Tras una primera manifestación celebrada este sábado por la dignidad de los migrantes en general y de los refugiados en particular, ante un acuerdo cuya legalidad y respeto por los derechos humanos preocupa a instituciones como el ACNUR, el Defensor del Pueblo o el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, está convocada una segunda a nivel nacional promovida por los sindicatos para este mismo miércoles.
En paralelo, la sociedad civil organizada se moviliza en forma de recogidas de firmas y campañas online para hacer presión y evitar que el Gobierno de España, en funciones, ratifique ese tratado conocido ya como el "acuerdo de la vergüenza", cuya firma podría producirse en las próximas 72 horas.
La Iglesia, con todas sus organizaciones sociales y los obispos, por ejemplo, ha lanzado una iniciativa para recabar apoyos, igual que hizo la semana pasada Oxfam Intermón, que ya lleva recogidas más de 80.023 firmas de ciudadanos que dicen no al acuerdo. Amnistía Internacional lanzó un manifiesto titulado #YoAcojo que ha recogido ya cerca de 5.500 firmas.
Por su parte, la campaña europea #SavePassaje, por vías legales de acceso a territorio para los refugiados, cuenta con más de 23.000 en Change.org, donde decenas de miles de ciudadanos vienen respaldando todo tipo de reclamaciones e iniciativas en favor de la acogida y por una respuesta de la Unión Europea a la crisis que esté a la altura.