Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ONG asegura que unos cien internos de Zapadores inician una huelga de hambre por deportaciones sin aviso

La Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento 'CIE No' ha asegurado este martes en un comunicado que 97 internos del complejo de Zapadores en Valencia han iniciado una huelga de hambre ante la deportación de once inmigrantes a Mali, un país en conflicto, sin previo aviso.
Por su parte, fuentes de la Jefatura Superior de Policía han negado que se esté produciendo tanto la protesta como que haya habido deportaciones y han afirmado que los inmigrantes han sido trasladados a Madrid para realizar trámites relacionados con su documentación en la Embajada. Asimismo, han recalcado a Europa Press que las deportaciones las determina siempre un juez.
Según ha denunciado la campaña, la Policía esposó este lunes a once inmigrantes malienses internos en Zapadores y los trasladó a Madrid donde un avión iba a llevarles a Mali, sin que nadie hubiera informado de la deportación, con lo que se evita que puedan adoptarse medidas judiciales para detenerla.
Una portavoz del colectivo ha afirmado que las deportaciones "masivas" de inmigrantes comenzaron hace unos meses ya que antes se hacían de forma reducida en vuelos comerciales mientras que ahora se fletan aviones enteros, en condiciones cuestionables. De hecho, asegura que un interno ha relatado traslados en la parte trasera del avión, "atados de pies y manos, con un bozal en la boca y con camisa de fuerza".
La portavoz señala que con estas actuaciones se incumple un auto de un juzgado de Valencia que estableció la obligación de avisar de estas decisiones. En estos casos, la representante de la campaña destaca que, al producirse los traslados de noche, no se avisa, lo que viola el principio de no devolución y convenios internacionales como el de Ginebra. En este caso, ha indicado que no han denunciado el incumplimiento de la resolución judicial al no haber constancia de que finalmente se vaya a deportar a estas personas.
Ante estas deportaciones y los "operativos policiales por sorpresa" además de diversas prácticas dentro del CIE de Valencia, 97 hombres y mujeres internos en Zapadores se reunieron este lunes en asamblea y decidieron iniciar una huelga de hambre, que la Policía niega que se esté llevando a cabo.
CONDICIONES DE VIDA EN EL CIE
La Campaña denuncia de igual modo las "condiciones de vida degradantes" en el CIE, donde asegura que a los hombres no se les permite salir al servicio durante la noche, "por lo que tienen que hacer sus necesidades en bolsas de basura y botellas de plástico, y soportar los olores durante horas". Asimismo, afirman que los agentes fomentan los conflictos, "azuzando las peleas y encerrando en la misma estancia a todo el mundo cuando hay reyertas".
De acuerdo con esta ONG, al vuelo programado para este martes se suma a otro realizado el 7 de marzo, con destino Bamako pero con una escala previa en Lagos para llevar deportados nigerianos. En aquel vuelo --según SOS Racismo Madrid-- fueron deportados dos menores malienses.
Según la campaña, estas deportaciones a Mali "tienen como víctimas, en parte, a inmigrantes que han saltado las alambradas de Ceuta y Melilla y que, tras ser trasladados a la Península, son expulsados".